17 de marzo de 2016 20:48 PM
Imprimir

Pollo libre de antibióticos: la industria bajo el microscopio

Dra. Ashley Peterson, vicepresidente de ciencias y tecnología del National Chicken Council de EEUU destacó la confusión que hay entre los consumidores con respecto a la producción de pollo libre de antibióticos

Durante la Ceva Poultry Vaccinology Summit se analizaron diferentes perspectivas de la producción de pollo sin antibióticos y su impacto.

El uso de antibióticos es uno de los crecientes desafíos en producir proteína animal inocua hoy en día. Y todos tienen puesta la mira en la producción de pollo.

 

Se calcula que el 20 por ciento de los alimentos se pierden por enfermedades animales. Eso significa que necesitamos proteger las fuentes de alimentos. Pero ¿sin antibióticos?

 

La producción sin antibióticos fue el tema principal durante el primer día de la Ceva Poultry Vaccinology Summit realizada desde el 14 de marzo en Barcelona, España. La Dra. Ashley Peterson, vicepresidente de ciencias y tecnología del National Chicken Council (NCC), habló sobre la perspectiva de EUA. Cabe mencionar que el NCC representa al 95 por ciento de los pollos producidos en ese país y que el 22 por ciento de los pollos de EUA se exportan.

 

Del total de pollos producidos en EUA, 10-15 por ciento ya se producen libres de antibióticos y un 40 por ciento con un uso restringido o responsable. La producción libre de antibióticos (ABF), también conocida como NAE (no antibiotics ever), puede incluir estos compuestos si se llegan a enfermar las aves, pero ya no se pueden comercializar como ABF.

 

Quizás nos estemos llenando de siglas, pero Peterson dijo que, “si la etiqueta no tiene estas siglas, el consumidor cree que la carne de pollo sí tiene antibióticos, lo cual no es el caso”.

 

No obstante, hay un punto que debemos tomar en cuenta y es que, si se enferman los pollos, existe la obligación de administrar los antibióticos, por ética y por el bienestar de los animales.

 

Peterson cuestionó además de que entre los diversos protagonistas: consumidores, legisladores/gobierno, vendedores al menudeo, industria, ¿quién es el que lleva la industria? Porque al parecer la industria que consume productos avícolas sucumbe a las presiones de grupos del consumidor, sin fundamentarse en hechos científicos y sin consultar a la industria para ver qué es económicamente viable.

 

Otro punto importante es que la mayoría de los antibióticos que se usan en la producción animal no se usan en medicina humana, ni tampoco se usan antibióticos de uso humano para promover el crecimiento.

 

No obstante, todo esto, “cada día hay más compañías que quieren que se les suministre pollo libre de antibióticos”.

 

Otro de los aspectos importantes es que debido a los diferentes términos que se usan, hay mucha confusión entre los consumidores, lo cual se añade a la ignorancia que hay al respecto. Por ejemplo, de acuerdo con un estudio hecho por el NCC, el consumidor cree que se usan antibióticos, “porque hay un mal manejo o para la promoción del crecimiento”, lo cual no es el caso.

 

Finalmente, Peterson habló del impacto de eliminar los antibióticos en la producción, para la cual hay cuatro puntos clave:

  • Mortalidad
  • Días al mercado
  • Tiempo de descanso sanitario
  • Densidad de aves

 

Entre las diversas cosas que habló al respecto, mencionó que una caseta de pollos libre de antibióticos representa que haya 300 personas menos alimentadas en un año. Al ver esto, no podemos olvidarnos de la sustentabilidad y del bienestar animal, ya que habrá más humedad en la cama y se pueden presentar problemas sanitarios, como la enteritis necrótica.

 

¿Cuáles son las tendencias futuras? Señaló de tres cosas puntuales: uso de la vacuna de la coccidiosis, el desarrollo de antibióticos alterativos y finalmente, mejor usar vacunas en lugar de antibióticos, para lo cual “tiene que haber innovación en salud animal”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.wattagnet.com

Publicidad