19 de marzo de 2016 12:26 PM
Imprimir

Un año amargo para la miel

A partir de la severa crisis que atraviesa el sector apícola, la Cámara de Apicultores de Tres Arroyos cursó invitaciones a distintos actores de la cadena para echar un poco de luz sobre la situación. Representantes de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) aceptaron el convite y disertaron ayer por la tarde en la Cámara […]

A partir de la severa crisis que atraviesa el sector apícola, la Cámara de Apicultores de Tres Arroyos cursó invitaciones a distintos actores de la cadena para echar un poco de luz sobre la situación. Representantes de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) aceptaron el convite y disertaron ayer por la tarde en la Cámara Económica. Sergio Gerez, responsable de Productos Especiales y Sebastián Fernández Herrero, del área Compras, fueron los que se hicieron presentes. Y antes de conversar con los apicultores hablaron con La Voz del Pueblo.

 

– ¿Cuáles son las expectativas para la apicultura este año?

Gerez: Se está dando un marco complejo a nivel internacional donde estamos siendo afectados considerablemente en términos de demanda, pese a las facilidades que nos va dando el nuevo gobierno en cuanto a quita de retenciones y liberación de tipo de cambio. Hoy estamos pasando por una situación puntual que es falta de demanda. Es amplio para explicar, pero se focaliza en el reemplazo de la miel argentina por la provista por otros países, como Ucrania, Turquía, países asiáticos, y también Uruguay, Chile y Brasil. Si bien no son productores de mucho volumen, en conjunto conforman un paquete interesante para el mundo.

 

– ¿Por qué llegamos a esta situación?

Gerez: Se han perdido mercados, tal vez por el precio que se pretendía por la miel argentina.

 

– ¿Hoy no hay compradores para la miel argentina?

Gerez: Estamos pasando por una situación de sobreoferta, Argentina tiene mucha miel, viene con carry over interesante de producción de 2015, este año la cosecha parece ser muy buena, con lo cual, habrá mucha oferta ante una demanda acotada. Con el agregado de que en dos o tres meses están entrando las cosechas del norte.

 

– ¿Cómo juega la calidad ante estos nuevos mercados que entraron a competir?

Gerez: La miel argentina siempre es atractiva para el mundo, más con estos valores que estamos llegando hoy en día. Pero Europa ya nos ha reemplazado hace varios años por mieles de china y de otros países de Asia, con lo cual volver a tomar nuestras mieles lleva su tiempo, no ocurre de un día para el otro. Y en el caso de Estados Unidos sí es directamente un reemplazo de la miel argentina por la de Ucrania, Vietman, India… Somos atractivos pero se necesita tiempo para ganar o recuperar mercados.

 

– ¿Por qué fuimos perdiendo mercados?

– Son varios factores. No somos competitivos. El año pasado Argentina llegó a venderle miel a Estados Unidos a US$ 4000 la tonelada. Hoy esos valores son impensables en el mercado mundial: tenés a Ucrania que vende mieles a menos de US$ 2000, lo mismo que algunos países asiáticos. Además, ellos tienen espalda todavía para seguir bajando, y nosotros venimos en caída libre, ya sin margen.

 

– ¿A qué países exporta ACA la miel?

Fernández Herrero: Nuestro principal comprador es Estados Unidos, también están Alemania y Japón, pero como todos los exportadores estamos en un trabajo intenso de diversificar la matriz de clientes internacionales como para salir de esta coyuntura. Cuando un mercado como el americano se resfría o empieza a consumir una cuota menor de su demanda, es un golpe violento para todos los países productores, sobre todo para la Argentina que estaba destinando el 70% de la producción a ese mercado. Pero el reemplazo de ese comprador por otros mercados potenciales lleva un trabajo paulatino de años.

 

– ¿Qué escenario ven en el corto plazo?

Gerez: No va a ser un año fácil. Se van a dar varias situaciones que van en contra de la miel argentina. Que el año pasado hayan quedado 20.000 toneladas sin exportar, sumadas a una producción actual que puede rondar en las 70.000 toneladas, nos daría una oferta exportable de entre 80 y 90.000 toneladas. Entonces, si se repite el mismo escenario de 2015, cuando se exportaron 45.000 toneladas, nos estarían quedando 40.000 sin comercializar y entraríamos en una situación muy compleja. Y yendo más al mercado interno, hoy son entre 30 y 40 los exportadores que hay en el país, la mayoría son empresas chicas, que manejan entre 10 y 15 personas y que necesitan cubrir costos. Es una cuestión de supervivencia: van a vender para poder sobrevivir. Esa venta va a ser bastante competitiva y a los precios que se pueda exportar. Yo veo que la situación no se va a destrabar mañana.

 

– ¿ACA está comprando miel hoy?

Fernández Herrero: no, hoy no estamos comprando.

 

– En la Argentina se le ofrece alrededor de 20 pesos por kilo al productor, ¿es viable la actividad con ese valor?

Gerez: El apicultor por debajo de los 20 pesos ya entra en una situación bastante compleja por la inflación que vivimos y otras situaciones. Hoy en día lo poco que se compra esta rondando esos valores.

 

– ¿Cuánto se paga el kilo en el mercado internacional?

Gerez: El valor histórico siempre fue entre 0,80 centavos y un dólar. Hoy lo tenemos en 1,30, pero en algunos casos se discute si eso va a volver al valor histórico de un dólar.

Discute que esto va a volver al valor histórico de un dolar. Con lo cual el panorama no es sencillo.

Fuente: Agromeat

Publicidad