Buenos Aires | Jueves 28 de Agosto de 2014
Lenguajes del sitio: sp pt en
Lombricultura

Manejo agroecológico de estiércol y desechos agropecuarios a través de la lombricultura

Conscientes de los serios problemas de contaminación ambiental y daños de la salud humana, a nivel mundial, esto acarreado por la falta de conocimientos sobre: el uso de los agroquímicos en las actividades agropecuarias y técnicas milenarias de agroecología. Aunado a esto, en las últimas décadas se ha observado el estado de deterioro del sistema de capacitación agropecuaria y la urgente necesidad de recalcar una reforma con perspectivas agroecológicas, tomando en cuenta la difusión de información pertinente y asesoramiento a los agricultores, sin embargo, esta tiene una larga historia de dilemas, ocurridos antes de la aparición de formas modernas de la extensión agrícola en el siglo XIX.

Por lo tanto, el propósito general de este trabajo consiste en incentivar a los productores y productoras del campo en el aprovechamiento de la lombricultura como manejo agroecológico de estiércol y desechos agropecuarios, para la obtención de bio-abonos y especies menores, con el fin de utilizarlos en fincas de la isla de Guara, municipio: Uracoa, estado: Monagas, Venezuela.El primer ejemplo conocido fue en Mesopotamia (más o menos, el actual Irak) alrededor de 1800 ac. Los arqueólogos han desenterrado tablillas de arcilla de la época en la que estaban inscritos el asesoramiento de riego y de como deshacerse de las ratas en los cultivos – actividad importante para mitigar cualquier posible pérdida de ingresos fiscales de agricultores (Ahmed, 1982, citado en Bne Saad, 1990). Algunos jeroglíficos en columnas egipcias también dieron consejos para evitar daños a los cultivos y la pérdida de la vida de las inundaciones del Nilo. Un avance importante fue el comienzo de los escritos de la agricultura; los primeros fueron escritos durante las antiguas civilizaciones griega y fenicia, pero algunos de ellos fueron adaptados por los escritores romanos. A partir del siglo II ac hasta el siglo IV dc, varios textos latinos importantes fueron escritos, a menudo basándose en la experiencia práctica de cultivo, que tiene por objeto ayudar a los terratenientes romanos para mantener y mejorar el entonces haciendas y sus ingresos (White, 1970, 1977).En torno al mismo periodo en la China imperial, las primeras formas de promover y difundir la información agrícola, también comenzó. Que los propietarios y sus inquilinos deben mejorar su producción fue un motivo de preocupación para el estado, desde el siglo VI ac. En adelante, se basó en gran medida de los impuestos sobre la tierra para sus ingresos. El apoyo de la investigación pertinente agrícolas y la difusión de información y asesoramiento se había iniciado luego de la última dinastía Han (25-220 dc). El tratado agrícola chino el más antiguo que ha logrado sobrevivir, Técnicas Esenciales / o el campesinado, que data del 535 dc, con el objetivo de mostrar cómo los propietarios de tierras podían mejorar su gestión patrimonial a través de los consejos que se dio a sus inquilinos. Las dinastías Sung y Yuan (960-1368) con las administraciones de los gobiernos locales de su empresa fueron notables en la organización y promoción de la investigación el trabajo de extensión agrícola, y la enseñanza de la agricultura y la sericultura, la mayor parte facilitado por la invención de la imprenta en madera, que permitía a los tratados agrícolas y guías prácticas para su amplia difusión.Actividades similares continuaron durante los siguientes dinastias Ming (1368-1644) y Chi’ing (1644-1912), impulsado no sólo por la creciente población y las amenazas periódicas de la hambruna, sino también por el reconocimiento del estado de la importancia de la extensión bien coordinado el trabajo sobre las recomendaciones agrícolas, siempre era mayores los beneficio que se conseguirían (Perkins, 1969; Elvin, 1973; Bray, 1984; Delman, 1991).Los antecedentes directos de la investigación organizada agrícolas y difusión de sus resultados que se produjeron en el siglo XIX en Europa y América del Norte se remonta al "renacimiento", que comenzó en el siglo XIV. Entre 1300 y 1700, la sociedad europea se transformó desde sus formas feudales medievales en los sistemas modernos reconocibles social. Junto con el crecimiento de los estados nacionales y la exploración europea y el "descubrimiento" del resto del mundo fue el aprendizaje "nuevo". Esto implicaría no sólo una nueva apreciación de los escritos clásicos redescubiertos y formas de arte, pero también muchas nuevas ideas y actividades, con un espíritu de humanismo, y la investigación racional. Todo esto fue facilitado considerablemente por la invención de la imprenta con tipos móviles, por lo general atribuido a Gutenberg hacia 1450, y la rápida difusión en Europa de la imprenta, para cuya producción no existía un mercado disponible.El primer texto conocido del renacimiento agrícola fue escrita en latín por Pietro Crescenzi en 1304 de y fue traducido al italiano y francés. Esto se convirtió en el primer libro sobre la agricultura que se imprimió en la mitad del siglo XV. Pronto le siguieron otros, a menudo basada en los textos antiguos de América o en la sabiduría colectiva de los agricultores y sus familias. Un conocido ejemplo también, un compendio de consejos útiles en el verso sencillo y un éxito de ventas en Inglaterra de los Tudor, fue Thomas Tusser’s A pointes goode centenario de husbandrie, publicado en 1557 y ampliado en 1573 a quinientos puntos buenos con el mayor número de "housewiferie goode "(Tusser, 1580). Menos popular, pero tiene mayor importancia, fueron escritos de Francis Bacon a comienzos del siglo próximo, basándose en sus observaciones y experimentos científicos en su finca al norte de Londres – los inicios de la aplicación de la ciencia y el método científico a la agricultura (Russell, 1966).A mediados del siglo XVIII, gran parte de Europa, los terratenientes progresistas (aristócratas con frecuencia) y sus agentes y una mentalidad similar los agricultores estaban siendo conocidos como “enmiendas”. Estos, junto con algunos "hombres de ciencia", fueron los principales defensores de los clubes o sociedades agrícolas. En sus reuniones periódicas y otras manifestaciones, a nivel local y regional, los terratenientes y los agricultores líderes intercambiaron ideas e información y discutían mejoras agrícolas. Dos fuerzas principales del movimiento subyacente. En primer lugar, muchos terratenientes estaban deseosos de aprender la manera de mejorar sus propiedades y la capacidad de producción de sus inquilinos a fin de aumentar el valor de sus bienes y sus ingresos de alquiler. En segundo lugar, se está avanzando hacia la ciencia moderna y su aplicación a la agricultura, especialmente en química agrícola y fisiología de las plantas (Russell, 1966).Estas sociedades buscaron alterar radicalmente los modos tradicionales de la agricultura al iniciar los experimentos, la organización de manifestaciones, la difusión de información, y promover la adopción de innovaciones. Se consideró casi un deber por su pertenencia a la élite para hacer sus iniciativas y actividades de conocimiento de "la generalidad" de los agricultores mediante la publicación de sus actuaciones y la presentación de informes de sus reuniones en los periódicos (Hudson, 1972). A pesar de tales sociedades agrícolas se propagó lentamente – la primera se habían formado en Rezzato cerca de Milán en 1548 (Coletti, 1900) – se habían convertido en comunes en la mayor parte de Europa en 1800, y un pequeño número se había establecido para ese año en el joven Estados Unidos y el este de Canadá.No es posible, aquí, para entrar en detalles sobre las interacciones entre un creciente conocimiento científico de la agricultura y su aplicación en la práctica, los muchos ejemplos de mejoramiento de la agricultura cada vez más extendido, y las personalidades múltiples partes interesadas en Europa y América del Norte durante el siglo o así que después de 1750. Sin embargo, se hizo en una cifra cuyas ideas y actividades eran de importancia fundamental para la evolución del tiempo. Durante la próxima década o así, estableció escuelas de agricultura en Hofwyl para los hijos de los campesinos y de los pobres y para la aristocracia y sus agentes. Aunque no es la primera escuela agrícola en Europa, los de von Fellenberg convirtió en un modelo para muchos más que fueron establecidas antes de 1850, especialmente en Dinamarca, Alemania, Francia y el Reino Unido, asegurando así un grupo de agricultores capacitados.En la década de 1820, la mayoría de los elementos para la creación de formas modernas de la extensión agrícola fueron en el ser, aunque cada uno era elaboradas considerablemente durante el siglo XIX. Un elemento esencial que falta, sin embargo, era un medio eficaz por el cual podría ser la generalidad "de los agricultores directamente dando información, consejos y alientos. Esto requiere agricultores itinerantes que podían reunirse con los agricultores en las localidades de origen, daban charlas de instrucción y demostraciones, defendían prácticas superiores o las nuevas, y tenían discusiones con los agricultores. La noción de "intinerancia" no era nueva: desde la Edad Media tardía, comerciantes y profesionales habían viajado por las zonas rurales para atender a sus clientes.En Europa, la ciencia agrícola estaba evolucionando rápidamente por la década de 1840, con avances notables realizados en Alemania por Justus von Liebig de Giessen, y con el establecimiento de experimentos agrícolas de Rothamsted en Inglaterra en 1843 por John Bennet Lawes y Gilbert Henry. Las sociedades agrícolas y su muestra estaban floreciendo. Numerosos trabajos y publicaciones periódicas fueron dirigidos a los agricultores. Escuelas agrícolas, si no común, se habían establecido en la mayoría de los países europeos. Así, una pequeña minoría de jóvenes agricultores y propietarios de tierras, habían recibido una educación formal en su profesión, mientras que a propósito agricultores capacitados estaban disponibles para ser contratados como agentes de la propiedad o los profesores. Muchos de los terratenientes más progresistas empleaban agentes para viajar alrededor de sus fincas para instar a los métodos mejorados de sus inquilinos. Como elemento principal, era necesario crear servicios de extensión agrícola, este germen, ya estaban presentes en Francia, Alemania y Estados Unidos.En América Latina y el Caribe, la mayoría de los organismos nacionales de extensión agrícola tuvieron sus inicios a mediados de los años 50, habiéndose establecido algunos pocos a finales de los 40 y otros a principio de los 60. La experiencia de Asia y Oceanía fue análoga a la de América Latina y el Caribe, salvo que el periodo central fue en torno a 1960. Por otra parte, los países del tercer mundo contaban con pocas Facultades de Agronomía o Universidades Agrícolas cuando alcanzaron la independencia, en casi todos los países la extensión agrícola estuvo adscrita al Ministerio de la Agricultura, y no a una Facultad de Agronomía como ocurría en los EUA. (Anon, 2002).El termino extensión agrícola se reporta usado en Venezuela desde mediados del siglo pasado, referido como fomento agropecuario y basada su acción, como lo expresa Rodríguez, J. 1996 "en políticas dirigidas a capacitar y orientar a los agricultores y aumentar sus conocimientos y destrezas en técnicas modernas de la agricultura.Se tiene conocimiento de que la lombriz empezó su evolución hace 700 millones de años, alcanzando su forma actual hace 500 millones de años y al principio de la era secundaria se diversifican en: lombriz de mar, agua dulce y tierra. En la antigua Grecia, Aristóteles (322-384 A.C.); manifestó que las lombrices eran los intestinos del suelo y que contribuían a la fertilidad del mismo. En Egipto, se les consideraba un animal valioso por contribuir a la fertilidad del suelo, al grado de castigar con la pena de muerte a la persona que exportara lombrices a otras tierras. Los Incas en el antiguo Perú, ya apreciaban la importancia de estas especies en las tierras de cultivo; incluso uno de los valles más fértil y sagrado para los Incas fue llamado Urumba, en honor a la lombriz, ya que es palabra compuesta de origen Quechua; Urur lombriz y bamba, valle (valle de lombrices).Fue Carl Von Linneo, 1707-1773, quien en su “sistema natural” (1758), por primera vez incluyó una especie de lombriz, Lombricus terrestris. Savigny, (1826), describe una serie de especies de la familia lumbricidae, provenientes de las vecindades de Paris; publicaciones de mimeografías por Holfmeister, (1845), para Alemania.En el siglo XVIII, el reverendo Gilbert White, realizó estudios con la lombriz; posteriormente Charles Darwin (1809-1882), dedicó 40 años al estudio de este anélido y publicó un libro referente a la formación de materia orgánica (humus) a través de la acción de lombrices.La técnica de lombricultura mejoró (1930-1936), en los Ángeles, Estados Unidos, por el Dr. Tomas Barret quien logró domesticar lombrices; después de observarlos por 10 años de estudio publicó el libro “Harnessing the earth worm” (utilización de la lombriz).El cultivo de las lombrices nació y se desarrolló en Norteamérica, al comenzar a criarlas en un ataúd. Hugn Carter, (1947), 25 años después, tenía la capacidad de suministrar a las tiendas de caza y pesca 15 millones de lombrices al año; de esta forma, la lombricultura se fue difundiendo en Europa, Asia y América. Righi, 1979, la estudió en Argentina y Brasil; en 1984-1989, Colombia mencionaba el uso de las lombrices de tierra y en 1991, introdujo el híbrido Eisenia foetida Sav., conocida como lombriz roja californiana. Cuevas, (1985), la cultivó en Cuba. En Perú en 1987 diversas empresas e instituciones pusieron en práctica esta biotecnología.En 1988 se encontraron otras especies de E. foetida a través de la dedicación de otros investigadores; con una capacidad superior en la obtención de humus a la tradicional E. foetida Sav. En Costa Rica, la Universidad Nacional, estableció los primeros cultivos de la especie E. foetida Sav., utilizándola en excretas de animales, basura domiciliaria y pulpa de café; investigadores como León, 1992, Gonzáles, 1994 y Fraile, 1994. En Honduras, a través del Instituto Hondureño del Café, se introdujo en octubre de 1993, el híbrido E. foetida Sav., por el ingeniero Carlos Roberto Pineda; quién la trajo procedente de Colombia; con el propósito de utilizarla en la transformación de la pulpa de café en abono orgánico y mitigar el impacto ambiental. Legall, (1993), menciona la lombricultura en Nicaragua y probablemente en estos mismos años se introdujo al resto de los países de Centro América, como una alternativa para el reciclaje de grandes masas de desechos orgánicos.La lombricultura en Venezuela comenzó por los estados andinos, paulatinamente se ha ido diseminando por la gran mayoría del país. En 1979 la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), mando a capacitar varios técnicos. Los cuales iniciaron trabajos en la Isla de Guara, estado Monagas, donde asistían productores y estudiantes del Estado Delta Amacuro a recibir charla técnicas de Lombricultura.La Corporación Venezolana de Guayana a través de la Vicepresidencia Corporativa de desarrollo agrícola y agroindustrial, más específicamente al Departamento de Asistencia Técnica y al Centro de Investigación y Producción Agrícola (C.I.P.A.) “Hato Gil Guayana” han desarrollado programas destinados a orientar, inculcar y adiestrar a los agricultores en la Región Guayana, que comprende: Estado Bolivar, Amazonas, Delta Amacuro, sur del Estado Monagas, Sur del Estado Anzoategui y parte del Estado Apure, en el manejo y utilización de la Lombricultura y sus productos netamente orgánicos, en las explotaciones agrícolas, vegetales y animales.Recomendaciones:Incentivar a los productores y productoras agropecuarios en el aprovechamiento de la lombricultura como manejo agroecológico de estiércol y desechos agropecuarios, para la obtención de bio-abonos y especies menores, con el fin de utilizarlos en fincas de la isla de guara, municipio: Uracoa, estado: Monagas.Crear conciencia del impacto ambiental actual, y relacionar su entorno con esa problemática.Informarles sobre algunas de las maneras accesibles para contribuir con el mejoramiento de su medio ambiente.Demostrar el uso del lombricultivo, con el fin de inducir al uso de esas técnicas, para el mejoramiento agroecológico de su entorno.Autor: Carlos V. Rosas G.Licenciado en Educación Agropecuaria.Estudiante de la Maestría en Agroecología y Agricultura Sustentable.Universidad Pinar del Rio “Hermanos Monte de Oca”Convenio Cuba-Venezuela.Trabajador contratado de la: Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

Publicado el: 20 abril, 2011    Fuente:


Enviar a un Amigo Imprimir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>