1 de junio de 2016 15:11 PM
Imprimir

La carne producida en Jáchal se vende en San Juan y La Rioja

Unos 40 productores lograron sumar 1000 cabezas de ganado vacuno de tan buena calidad que ya no quedan en el departamento y venden su ganado afuera. Aún no tienen cifras oficiales, pero los precios los alientan a seguir produciendo. Por Viviana Pastor.
Hay ADN de productores de carne en los jachalleros, vestigios de épocas pasadas cuando allá se engordaba ganado para pasarlo a Chile. Será por eso que este año desde Jáchal volvieron a vender ganado vacuno a la capital sanjuanina y también a las ciudades vecinas de La Rioja.
El logro de este grupo de 38 productores jachalleros fue gracias al proyecto de Desarrollo Ganadero Bovino para el departamento, financiado por Barrick y en el que participaron el municipio, el Ministerio de Producción y Desarrollo Económico y la Facultad de Veterinaria de la Universidad Católica de Cuyo.
“El año pasado ya hicimos algunas ventas pero este año se vendió mucho, ayudados por los precios que es muy bueno para el productor. No tenemos cifras de cuánto ganado en pie se vendió, pero todos los productores vendieron algo, algunos 5 cabezas, otros 10 y otros 30”, dijo Jorge Roldán, presidente de la Agrupación de Productores Agrícolas Ganaderos  (APAG).
Los terneros que salieron de Jáchal pesan entre 160 y 220 kilos cada animal y los precios varían según el momento de venta, y los animales salen vivos del departamento ya que aún no está terminado el matadero de tránsito federal.
“Este avance es por la calidad de carne que hemos logrado, los compradores vienen acá buscando estos animales por su calidad genética, gracias al plan ganadero y a los productores que hicieron sus propios esfuerzos y mejoraron la raza”, destacó Roldán.
El presidente de la APAG contó que antes de implementar el plan, apenas un 10 % de productores tenían animales de buena genética, “casi nulo era el nivel de calidad, y cuando empezamos con esto gracias a Dios cambió todo”.
José La Malfa, decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UCCuyo, contó cómo fue la participación de la institución en este plan. “Se entregaron 20 animales por productor y en estos años sumaron unas 1000 vacas en total incluyendo las que ya tenían los criadores. La meta era abastecer el consumo del 32 % de la población de Jáchal y eso se logró al tercer año. Hoy, esos animales están siendo trasladados al Gran San Juan por la calidad obtenida y porque los productores reciben mejor pago. El programa generó gran movimiento interno en los productores,  que los hizo más competitivos; están muy entusiasmados y armando el feedlot con sus medios”, dijo La Malfa.
El proyecto original, iniciado a mediados de 2012, estipulaba un acompañamiento y control del programa durante 5 años, y si bien aún falta un año más, los productores están pensando en revisar los plazos. “Nos falta un año pero por el derrame en Veladero se suspendió el programa. Ya tuvimos reuniones con el Ministro (Andrés Díaz Cano) y le planteamos esta situación. La idea es ver cómo seguimos, necesitamos ayuda para darle el último envión, terminar el feedlot que estamos armando en una finca que compramos con aporte de los productores, de 16 hectáreas en  la zona del Médano. Tenemos un 60 % de la construcción de los corrales, madera y alambrado, pero faltan los reservorios de agua y comederos”, dijo Roldán.
También han pedido al municipio que se termine la construcción del matadero municipal que será de tránsito federal, algo indispensable para vender animales faenados y dar más valor agregado a la producción local.
Además la agrupación tiene en Jáchal un local comercial y frigorífico con lo que cierran completamente la cadena productiva y llegan directamente al consumidor con mejores precios.
La historia del matadero
Suyai SRL firmó contrato para la construcción del matadero de Jáchal, con tránsito federal, en mayo de 2011 y el plazo de ejecución era de 120 días hábiles, pero la obra sigue inconclusa y tiene un 75 % de avance.
En el 2012, Tiempo de San Juan publicó que la obra del matadero de Jáchal llevaba parada dos meses por falta de pago de certificación de obra de parte del Instituto Nacional de tecnología Industrial (INTI), a cargo del proyecto. Faltaban unos 2,5 millones de pesos, de un total de 6,7 millones que costaba toda la obra. Pero al parecer los fondos nunca llegaron.
En el 2014  la inflación llevó el monto necesario para su terminación a 4,5 millones de pesos. Hoy la obra deberá ser revaluada y se mencionó la posibilidad de terminarla con parte de la multa que Barrick pagó a la Provincia por el derrame de cianuro en Veladero.
“El matadero será de tránsito federal, esto es para poder sacar animales a otras provincias. Es una herramienta más que importante para los productores y necesario cuando la mayoría venda afuera”, dijo La Malfa
Fuente: El Tiempo

Publicidad