16 de junio de 2016 13:57 PM
Imprimir

El glifosato en un piso de valores

El glifosato, herbicida de amplio espectro que facilitó la simplificación de los procesos agrícolas, registró un precio mínimo histórico en línea con un descenso progresivo de su demanda. En mayo se declararon importaciones argentinas de glifosato técnico por 6.636 toneladas a un valor promedio ponderado de 2,99 u$s/kg versus 5.634 toneladas por 4,42 u$s/kg en […]

El glifosato, herbicida de amplio espectro que facilitó la simplificación de los procesos agrícolas, registró un precio mínimo histórico en línea con un descenso progresivo de su demanda. En mayo se declararon importaciones argentinas de glifosato técnico por 6.636 toneladas a un valor promedio ponderado de 2,99 u$s/kg versus 5.634 toneladas por 4,42 u$s/kg en mayo de 2015.

 


La demanda de glifosato viene cayendo año tras año en todo el mundo productivo debido a que la efectividad del herbicida decrece a medida que crecen, se propagan y se tornan más agresivas las malezas resistentes al mismo.

 


En los primeros cinco meses de 2016 se declararon importaciones argentinas de glifosato técnico por 24.784 toneladas versus 29.822 y 29.041 toneladas en el mismo período de 2015 y 2014 respectivamente. Casi la totalidad de los embarques ingresados provienen de China. En 2008 la producción de glifosato chino se incrementó de manera descontrolada a partir de los precios récord registrados por los commodities agrícolas que, pro-efecto contagio, también se trasladaron a los insumos, en mayo de 2008 el precio promedio de ingreso del herbicida al mercado argentino fue de 10,3 u$s/kg.

 


Con la crisis financiera internacional los precios de los commodities agrícolas se derrumbaron al año siguiente. Y con ellos también cayó el valor del glifosato, el cual, gracias a la sobre oferta descomunal generada por las fábricas chinas, permaneció estancado durante varios años, en mayo de 2009, 2010 y 2011 los valores promedio de ingreso al mercado argentino fueron de 4.17, 3.34 y 3,45 u$s/kg respectivamente.

 


A partir de 2012, gracias a políticas regulatorias implementadas por el gobierno central chino para cerrar fábricas contaminantes y a una recuperación de los precios internacionales de loa granos promovida por una seca feroz en EE.UU., los valores del glifosato se recuperaron de manera progresiva hasta comienzos de 2014, momento en el cual empezaron a derrapar hasta alcanzar los niveles mínimos actuales.

Fuente: Agromeat

Publicidad