22 de junio de 2016 18:34 PM
Imprimir

Contra la garrapata

Los productores del Centro y Sur de Corrientes definieron trabajar por la erradicación de la garrapata de sus campos, por lo cual se buscará elaborar un plan provincial para combatir este parásito en esta región, y controlarlo en los campos del resto de la provincia. Una cuestión a tener en cuenta en el plan provincial […]

Los productores del Centro y Sur de Corrientes definieron trabajar por la erradicación de la garrapata de sus campos, por lo cual se buscará elaborar un plan provincial para combatir este parásito en esta región, y controlarlo en los campos del resto de la provincia.

Una cuestión a tener en cuenta en el plan provincial de garrapata son los residuos de productos en los tratamientos que realizan a los animales, dado que muchos mercados internacionales son muy exigentes en cuanto a la presencia de estos productos en la carne.

La garrapata siempre es un tema en la ganadería correntina. Con dos zonas distintas en cuanto al plan de manejo del parásito, desde el Centro-Sur de Corrientes los productores decidieron continuar con la erradicación, y avanzar en un nuevo plan provincial, que será abordado con organismos técnicos y el sector público.


A través de las Sociedades Rurales locales, los productores de los siete departamentos del Centro-Sur de Corrientes (Mercedes, Curuzú Cuatiá, Sauce, Esquina, Monte Caseros, Goya y Paso de los Libres) analizaron cómo continuar en sus planes de manejo de la garrapata. Cabe recordar que desde el Río Corriente hacia el Sur, la ganadería correntina mantiene la zona de erradicación, aunque en los últimos años esa lucha para mantener los campos limpios decayó en algunas cuestiones.


Con la exposición de profesionales y expertos en planes de lucha, y poniendo sobre la balanza las opciones, los productores nucleados en todas esas entidades rurales decidieron continuar en zona de erradicación, y ese mandato fue llevado a la Asociación de Sociedades Rurales de Corrientes, para ser presentado en la Comisión Provincial de Sanidad Animal (Coprosa).
El jueves de la semana pasada se reunió esta comisión sanitaria, donde el sector primario, representado por la Asociación de Rurales, presentó el mandato de los productores y la moción de avanzar en un nuevo plan provincial para la garrapata. Erradicación en el Centro-Sur y control en la denominada “zona sucia”.


“Nos pusimos plazos, porque la idea es ponerlo cuanto antes en actividad. Para mediados de julio nos juntaríamos de nuevo para que el tema sea analizado por la Coprosa técnica, en cuanto a los aspectos específicos veterinarios”, explicó Ignacio Martínez Álvarez, tesorero de la Fundación Correntina para la Sanidad Animal (Fucosa) y representante de la Sociedad Rural de Curuzú Cuatiá. En este sentido, el dirigente consideró que es imperioso poner ese plan sanitario en marcha “cuanto antes”.


El curuzucuateño explicó que el plan se debe elaborar para toda la provincia, respetando las actuales regiones de control y erradicación. “Es erradicación para los departamentos del Centro-Sur y control para el resto de la provincia”, explicó el dirigente, quien asimismo comentó que si bien en el seno de la Coprosa hubo algunas discrepancias, los demás integrantes de la comisión entendieron que “es un tema de los productores, quienes por un lado somos los dueños de las vacas, y también somos los que invertimos dinero en sanidad todo el año”.
En cuanto a la operatividad del plan, desde la Fucosa explicaron que no variaría mucho respecto a lo que se viene haciendo en la actualidad. “La idea es trabajar más o menos como se está trabajando ahora”, sostuvo, aunque agregó que para la zona de erradicación, “se buscará ser un poco más riguroso con los campos conflictivos”.


Sobre el plan para la denominada “zona sucia”, el dirigente comentó que tampoco habría mucha variación. “Sin embargo, estamos queriendo lograr un certificado que otorgue el Senasa, porque hay campos que tienen cierta resistencia a productos veterinarios que sirven para erradicar o ir matando la garrapata y despachar limpio. Un certificado que asegure que cualquier producto veterinario puede matar la garrapata de esos lugares”, detalló el productor.
En este sentido, sostuvo que “tenemos que trabajar de la mano con el Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria). Necesitamos el apoyo del Senasa para que esto funcione. Faltaría un poquito más de acompañamiento”, consideró el productor a título personal.


En cuanto a la puesta en marcha de la elaboración del plan provincial para erradicación y control de la garrapata, Martínez Álvarez adelantó que desde las Sociedades Rurales se designará a una persona que las represente, y habrá un coordinador. Además, estará la “pata” técnica de la Coprosa, con técnicos del Inta, la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Unne, el Colegio de Médicos Veterinarios, entre otras entidades.


“Esto es por el bienestar de los productores, siempre vamos a trabajar por los productores, eso hay que dejarlo claro”, manifestó el productor

Fuente: El Litoral

Publicidad