24 de junio de 2016 01:52 AM
Imprimir

Si sólo crece el agro no alcanza

La actividad económica se contrajo 2,4 por ciento durante el mes de mayo. El índice elaborado por la el Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abdala registró la segunda contracción en al año después de mostrar una fuerte desaceleración desde finales del año pasado. De acuerdo a los investigadores del ITE, […]

La actividad económica se contrajo 2,4 por ciento durante el mes de mayo. El índice elaborado por la el Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abdala registró la segunda contracción en al año después de mostrar una fuerte desaceleración desde finales del año pasado. De acuerdo a los investigadores del ITE, durante el primer trimestre de 2016 la fuerte caída en el consumo asalariado y otros sectores como la construcción, fueron compensados por el desempeño de los sectores vinculados al agro que se vieron impulsados por las políticas de apertura y desregulación del gobierno de Cambiemos. Con el envión del complejo agroexportador la economía registró un crecimiento de 0,5 por ciento entre enero y marzo que se desvaneció en los meses siguientes, para arrojar una contracción de 2,5 por ciento en abril y 2,4 el mes pasado.

“En mayo se produjo la segunda contracción en el nivel de actividad luego de atravesar un proceso de visible desaceleración en el crecimiento desde finales de 2015”, explica el informe de la Fundación Germán Abdala publicado ayer. Algunos de los elementos que corroboran dicha retracción son la caída en los despachos de cemento (-11,2%), la caída de la recaudación del IVA en términos reales (-4,5%), las menores ventas minoristas (-9,2%) y el retroceso en la actividad industrial que se vio reflejado en un indicador privado como el IPI-FIEL (-3,6%).

“El impulso del agro tenderá a extinguirse hacia el segundo semestre, el consumo asalariado podría presentar una tenue recuperación hacia fin de año vinculado a mayores ingresos por paritarias y una desaceleración de las tasas de inflación. Sin embargo, será difícil que en este nuevo esquema económico el poder adquisitivo de los trabajadores recupere los valores que presentaba a mediados del año pasado”, sostienen en su informe los economistas del ITE.

Fuente: Pagina 12

Publicidad