26 de junio de 2016 13:02 PM
Imprimir

Casafe brinda consejos clave para reducir la deriva en las aplicaciones

La entidad repasó una serie de ajustes en las máquinas para dar en el blanco de control y minimizar la pérdida de producto.

La importancia de que la aplicación de un agroquímico se realice de manera eficiente y responsable es una misión compartida entre productores, técnicos y aplicadores, y cuyo principal objetivo es que el producto llegue al blanco, sin afectar a la comunidad ni al ambiente.

 

En tiempos de hacer barbechos tempranos para los cultivos de verano o tardíos para trigo, Casafe brindó algunas recomendaciones para llevar adelante una aplicación eficaz. Antes de decidirla, la entidad recomienda conocer bien al blanco a controlar, lo cual permitirá dar con las herramientas necesarias para tomar una decisión correcta.

 

Para favorecer la eficacia, tanto el tamaño de las gotas asperjadas como la cobertura de las mismas (número de gotas por centímetro cuadrado), son dos de los principales parámetros que se deberán revisar al momento de planear una aplicación fitosanitaria.

 

De esta forma, entre los mínimos tamaños, gotas menores a 150 micrones son tendientes tanto a evaporarse como trasladarse largas distancias por acción del viento (exoderiva), advierte la entidad, aunque gotas extremadamente grandes también presentan un comportamiento inadecuado ya que pueden rebotar y producir “endoderiva”. Por lo cual, subrayan que para minimizar la deriva, los tamaños adecuados están entre 150/400 micrones.

 

Por otra parte, las gotas pueden modificarse a través de la variación de la presión o mediante la elección de diversas boquillas, entre las que están las antideriva que se basan en diferentes métodos para obtener gotas más grandes y uniformes o con mejor posibilidad de adherencia al vegetal. También hay productos que pueden utilizarse para disminuir la evaporación o la deriva, como los aceites, tensioactivos o antievaporantes.

 

Para concluir, la entidad también destaca la importancia de monitorear algunos parámetros del clima al momento de realizar la aplicación, como la temperatura, la humedad o la velocidad y dirección del viento.

Fuente: Clarin

Publicidad