26 de junio de 2016 10:53 AM
Imprimir

Medidas para la cadena porcina

Desde el Bloque Socialista se presentó un proyecto en la Cámara de Diputados de Santa Fe, a través del cual se solicita a la Nación que informe si se están implementando medidas para defender, fortalecer e impulsar la cadena de valor porcina. En este sentido, el legislador Paco Garibaldi explicó que “vemos con mucha preocupación […]

Desde el Bloque Socialista se presentó un proyecto en la Cámara de Diputados de Santa Fe, a través del cual se solicita a la Nación que informe si se están implementando medidas para defender, fortalecer e impulsar la cadena de valor porcina.

En este sentido, el legislador Paco Garibaldi explicó que “vemos con mucha preocupación que políticas como la quita de retenciones al maíz, el aumento en la energía eléctrica y el gas, el incremento del precio del gasoil, entre otras, estén perjudicando gravemente la estructura de costos y la competitividad de las empresas santafesinas”.

Esta semana, integrantes de la Asociación Argentina de Productores Porcinos y distintos referentes y productores de la cadena expresaron su preocupación al diputado Garibaldi. “Nos comentaron que el incremento de los principales costos y el aumento de importaciones de carne de cerdo, hicieron perder rentabilidad al sector”.

En materia de la industria porcina, la provincia de Santa Fe se posiciona como la tercera productora de cerdos del país (15,5% del total de Argentina), y cuenta con una importante infraestructura para la faena de los porcinos y el procesamiento de su carne.

El sector tiene un gran potencial y sobre todo un importante impacto socioeconómico, teniendo en cuenta de que la mayoría de las granjas porcinas son pequeños y medianos emprendimientos generadores de mano de obra en toda la cadena de valor, según el Informe de la Cadena de la Carne Porcina Santafesina del Ministerio de la Producción de Santa Fe.

Este documento agrega que “una política de expansión de la actividad porcina puede comenzar a revertir el proceso de concentración de tierras en explotaciones productoras de commodities para afianzar las economías regionales con el agregado de valor a la producción agrícola, detener el éxodo rural y aumentar la calidad de vida en las poblaciones más pequeñas”.

Fuente: El Litoral

Publicidad