27 de junio de 2016 16:32 PM
Imprimir

La soja podría profundizar bajas afectada por la fortaleza del dólar

Tras Brexit, el precio retrocedió a valores de mayo.

El voto a favor de la salida de Gran Bretaña el jueves pasado hizo que la soja en Chicago termine perdiendo 1,9% el viernes quedando su cotización a u$s405 la tonelada. La apreciación de la moneda norteamericana respecto del euro fue uno de los factores que impactó de lleno en los commodities agrícolas. En el plano local, la oleaginosa volvió a valores de fines de mayo, restando poder adquisitivo para el productor.

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) destacó que “el fortalecimiento del dólar se traduce directamente en un encarecimiento de sus precios ya que se requerirá una mayor cantidad de cualquier otra moneda del mundo para comprar la misma cantidad de dólares de soja, maíz, o el grano que se trate”.

Sin embargo, la Bolsa sostuvo que “aún es, por lejos, demasiado temprano para comprender los alcances del Brexit”. Dos temas no menores como la independencia catalana en España, o la elección del próximo presidente de los Estados Unidos, marcarán la volatilidad en las próximas semanas. No es menor recordar que los valores negativos en Chicago se venían dando a partir del buen clima en el país del Norte.

Se espera una semana de mayor actividad
en las Bolsas por los vencimientos de campaña

El director de Agripac, Pablo Adreani, descartó de plano “que la baja del viernes se deba al Brexit. De haber sido éste el motivo, todos los commodities deberían haber tenido una caída fuerte, y eso no pasó”; por el contrario, afirmó que “será una semana bajista para la soja de llegar a cumplirse los pronósticos de lluvia en el 95% del área agrícola de Estados Unidos”.

Por lo pronto, en el plano local las fábricas comenzaron a demandar nuevamente la soja. El disponible quedó en 282 dólares. Al tipo de cambio oficial significaron $4.193 para el productor. Un valor similar a los $4.196 (u$s294) que recibió el 1 de junio.

La llegada de vencimientos por los gastos de campaña ya se nota en los puertos, a donde los camiones no pararon de traer la soja durante el fin de semana.

Fuente: BEA

Publicidad