27 de junio de 2016 23:38 PM
Imprimir

¿Cómo afectará la salida del Reino Unido de la UE al sector cárnico español?

Imposición de aranceles y nuevas normas para la exportación

Tras los resultados del referéndum convocado en Reino Unido para decidir sobre su salida de la Unión Europea cabe hacer una evaluación sobre cómo podría afectar esta situación al sector cárnico español.

En primer lugar situemos las cifras económicas. Reino Unido es el quinto destino por valor de las exportaciones cárnicas que España realizó en el pasado año tras Francia, Portugal, Italia y Alemania. En 2015 España exportó productos cárnicos y carnes frescas por 256 millones de euros frente a unas importaciones por 54,32 millones de euros, lo que supone un saldo comercial de 202 millones y una tasa de cobertura de 471 millones de euros. Cabe destacar que en los últimos 5 años España ha incrementado el valor de sus ventas en este mercado en un 58%.

La mayoría de las exportaciones cárnicas que España realizó al Reino Unido en 2015 correspondieron a embutidos con 72,42 millones de euros por 11.270 t, seguido por carne de cerdo fresca deshuesada con 43,73 millones de euros por 18.274 t. Girona con 73,23 millones de euros es la provincia española que más valor obtiene por sus exportaciones al Reino Unido junto a Barcelona con 61,96 millones de euros en 2015. Navarra sería la tercera con 18,78 millones de euros y la Comunidad de Madrid la cuarta con 14,46 millones de euros.

Por tanto se trata de un mercado que es importante para la industria cárnica española y que podría tener aranceles en el futuro para las importaciones cárnicas, también podría establecer normativas sanitarias diferentes a las que hasta ahora admitía de la Unión Europea, etc.

En el conjunto de la UE las reacciones ya se han hecho sentir. Desde la British Meat Processors Association (BMPA), un portavoz ha asegurado que el país pasará a un periodo significante de incertidumbre y asegura que se tendrán que adaptar a la nueva relación que se establecerá con el conjunto de la UE.

Frente a esto, Norman Bagley, director de la Asociación de Proveedores Independientes de Carne (AIMS), ha asegurado que la caída de la libra esterlina frente al euro les va a suponer una oportunidad de cara a las exportaciones.

Y desde el Copa-Cogeca, por ejemplo, aseguran que “es un día triste para la UE y para los agricultores y ganaderos de Reino Unido”. Según el secretario general de esta organización, Pekka Pesonen, “es crucial mantener la estabilidad del mercado. Más de la mitad de los productos alimentarios y bebidas de RU se exportan en la actualidad a la UE; y el mercado de RU es también un gran mercado de exportación para los productos alimentarios y bebidas de los demás Estados miembros, proporcionando así a los consumidores europeos una buena y variada gama de productos de calidad. Seguiremos trabajando con ahínco para que la comunidad agrícola de la UE y de RU no sean los que paguen el precio de la política internacional; y para minimizar el impacto a nivel del comercio”.

Fuente: Eurocarne

Publicidad