29 de junio de 2016 11:26 AM
Imprimir

Carne porcina: Cuando la UE vende excedentes en Argentina

Mientras Dinamarca exporta un 14% menos de carne de cerdo a la Unión Europea, encontró un destino sin restricciones en el país. El ingreso de ese producto aumentó un 134% en el presente año, mientras los productores argentinos reclaman por falta de rentabilidad.
Dinamarca se ha convertido en el segundo país de origen de las importaciones argentinas de carne de cerdo. Esa situación ha llamado la atención de muchos analistas locales, para los cuales no es sencillo explicar cómo la carne de cerdo producida en aquel lejano país llega a competir en las góndolas de Argentina. Una investigación sobre qué es lo que está ocurriendo con las exportaciones danesas permite echar luz sobre el asunto. 
 
En efecto, lo primero que debe decirse, es que las exportaciones totales de carne de cerdo de Dinamarca cayeron un 6 % en el primer trimestre de 2016, comparado con igual trimestre de 2015, alcanzando las 273 mil toneladas. En términos de valor las exportaciones cayeron un 9% en la comparación interanual entre ambos trimestres, lo que indica que a la caída en cantidades se le agregó una caída en el precio. El monto total exportado por Dinamarca fue de 528 millones de euros, según las estadísticas de Eurostat a las que accedió El Enfiteuta.
 
El principal destino de la carne de cerdo danesa es la Unión Europea, que absorbió el primer trimestre de 2015 el 74% de las ventas externas de Dinamarca. Sin embargo, en el primer trimestre de 2016 tales exportaciones cayeron un 14%, dando origen a un importantísimo excedente de producción. Entre los principales países destinos de la Unión Europea se encuentran Alemania, Polonia e Italia, cuyos niveles de compras a Dinamarca cayeron respectivamente en un 14%, 11% y 19%.
 
El excedente de carne danesa con destino a exportación tuvo que ser redirigido a otros mercados, y las exportaciones con destino extra comunidad europea se incrementaron en un 15%, al alcanzar las 87 mil toneladas. Entre los destinos a los cuales los daneses destinaron mayor producción se destaca sin duda China, a donde las exportaciones crecieron en un solo año un 150% con compras por 28 mil toneladas. El destino Japón también creció de manera significativa en volumen, aunque sólo un 3% en porcentaje. 
 
En cuanto a incrementos porcentuales, sin duda también se destaca Argentina, destino al cual las exportaciones danesas crecieron un 134% comparando los cinco primeros meses de este año con el año anterior. En el volumen del comercio total danés, Argentina resulta un mercado chico, ya que según datos del Senasa local, las importaciones argentinas de carne fresca porcina proveniente de ese origen alcanzaron las 534 toneladas en los cinco primeros meses del año. En el orden del 0,1% del total exportado por Dinamarca en el período. Lo que también es un indicador, de la amenaza potencial de las ventas de ese país en el mercado local.
 
En el año 2015, Argentina llegó a niveles de autoabastecimiento en el consumo de carne porcina, por primera vez en su historia. Previo a ello, las mayores importaciones provenían de Brasil, país que este año ha vuelto a ser significativo en el mercado local de carne porcina. Sin embargo, a partir de la nueva política de apertura comercial, otros países, como es el caso de Dinamarca, que se encuentran con caída en la demanda de sus destinos tradicionales, para la carne porcina, han redirigido parte de sus ventas, aunque sean muy menores, a nuestro país, tensionando la producción local.
Fuente: El Enfiteuta

Publicidad