29 de junio de 2016 10:45 AM
Imprimir

Manejar el trigo según la zona

Syngenta llevó a cabo su Simposio de Cereales.

Para analizar la producción de trigo se convocó a asesores de diferentes provincias. Para Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba se presentó el Ing. Agr. Pablo Angelotti, de CB Agro. Según dijo: “una de las problemáticas más importantes respecto a malezas es el manejo diferencial de Lolium sp. (Ray grass) resistente a glifosato, que representa un 20%, con niveles de infestación baja media y alta, para lo que debe realizarse un manejo en barbecho, pre y post emergencia. Respecto a enfermedades: royas, manchas foliares y fusariosis son las principales y las que determinan el mayor porcentaje de aplicaciones. Proponemos elección de variedades, según potencial y perfil sanitario, además de tratamientos en caso de ser necesario. Con respecto al uso de carboxamidas, y en particular a Reflect Xtra, el uso de este producto vs el testigo superó los 1.000 kg/ha. En 2014 la roya del tallo fue muy grave y afectó a la mayoría de los productores. En general, estamos acostumbrados a roya de la hoja, pero la del tallo es más virulenta”.

Según el Ing. Matías Ermácora, de grupo Crea Norte de Buenos Aires, “el resultado económico no debe ser el único indicador para decidir hacer o no trigo. Debe considerarse eficiencia del sistema, balance de carbono, diversidad microbiana, manejo del suelo y manejo de malezas. En nuestra zona pensamos hacer trigos de calidad 2 y 1, evaluando productividad, almacenamiento y comercialización. Además, se hará cebada en ambientes de productividad media, con un buen manejo y control de enfermedades”.

Seguidamente, Mauro Mortarini, del oeste de Buenos Aires, explicó que “este año el escenario es interesante ya que las napas están altas, hay buenos regímenes hídricos y buenas perspectivas de rinde. Estamos trabajando con ciclos largos, y ya avanzado julio se empieza con ciclos cortos”. Entre los factores reductores de rinde más importantes destacó la chinche marrón, que se controla con tratamientos de semilla “ya que los daños más graves se dan en implantación. En malezas, ya es un problema grave el avance de Amaranthus resistente a glifosato, y debe evitarse. Viola y rama negra deben manejarse previo a la implantación del cultivo y tienen excelente control con herbicidas ALS; y en enfermedades como roya de la hoja se observaron respuestas de 1400 kg/ha con fungicidas sobre el testigo”. Con respecto a la calidad industrial comentó que“en general hay baja adopción de grupos 1, se usan mayormente grupos 2 y 3”. Y destacó: “Para captar un negocio de alta calidad hay que estar muy atentos y tener en cuenta la demanda de esa campaña.”

Finalmente el Ing. Agr. Miguel Redolatti, de Crea sudeste de Buenos Aires, explicó que “en la zona serrana, sobre todo en los bajos, las heladas son muy limitantes. Hay zonas con un 10% de riesgo de helada en floración, y otras con 70% de riesgo. En regiones con influencia marina, este riesgo es menor. El manejo no es fácil, ya que para evitar heladas en zonas de riesgo se intenta sembrar tarde ciclos largos, pero florece tarde hacia el 20 de noviembre, por lo que se pierde potencial de rendimiento y aumenta el riesgo de golpe de calor“.

Fuente: On 24

Publicidad