7 de octubre de 2016 01:27 AM
Imprimir

Harina de guisante, dieta ideal para engordar pescado en las piscifactorías

Un grupo de investigadores de las Universidades de Coimbra (Portugal) y Barcelona han comprobado, tras tres años de ensayos, que la dieta de harina de guisantes es la ideal para el engorde de pescados carnívoros.

Según ha explicado el investigador de la Universidad de Coimbra que ha dirigido la iniciativa, Iván Veiga, existe la creencia de que los peces carnívoros, si se alimentan con muchos hidratos, tienden a engordar y, por tanto, su rendimiento, su textura y su sabor serían diferentes para el consumidor, además de que su longitud no sería la apropiada, desde el punto de vista comercial. Sin embargo, tras tres años de investigación, lograron crear una harina a base de guisantes que podría reducir los costes de producción de engorde de pescado de piscifactoría hasta en un 30 %.
Además, según apunta Veiga, se mantendría el mismo sabor, por lo que no supondría ningún problema para el consumidor.

 

harina_EFECarlosGarcia

El investigador de la Universidad de Coimbra Ivan Veiga dirigió el proyecto sobre harina de guisante. EFE/Carlos García.

El proyecto de investigación lo desarrollaron con lubinas, una especie apta para su engorde en piscifactorías, tanto del Mediterráneo como del Atlántico.
Este tipo de peces se suelen engordar con harinas y aceites de pescados y siempre se ha creído que una alimentación vegetal, rica en hidratos de carbono, podría alterar su metabolismo y ofrecer un aspecto de mayor gordura y peor calidad.
Para intentar comprobar si esa creencia es o no real, el Centro de Ecología Funcional de la Universidad de Coimbra y el Departamento de Bioquímica de la Universidad de Barcelona decidieron poner en marcha una investigación y sustituyeron un tercio de la dieta de la lubina de piscifactoría por harina vegetal elaborada con guisantes.

 

 

 

Dieta para las lubinas y otras especies

La harina de guisantes la elaboraron en dos formatos, uno crudo y otro cocinado.
Durante un mes, en los laboratorios de la Universidad de Coimbra, unas lubinas fueron alimentadas con una dieta tradicional, otras con harina de guisante crudo y otras con harina de guisante cocinado.
Tras el experimento, los investigadores -entre los que se encuentra la profesora de la Universidad de Barcelona, Isabel Vázquez-, comprobaron que las lubinas toleran “perfectamente” una dieta con un 30 % de harinas vegetales, en este caso, proveniente de guisantes.

 

 

Según los investigadores, es un avance importante que se podría extrapolar a otras harinas vegetales como el trigo o la soja.

 

Es una conclusión que los investigadores calificaron de “muy relevante” para los consumidores, ya que este tipo de alimentación no varía el sabor del pez, y también para los productores, porque este tipo de dietas son mucho más baratas y, por tanto, suponen un ahorro en los gastos ordinarios.
Iván Veiga explicó a EFE que llevan más de un año obteniendo parámetros para ver cómo ha afectado este tipo de comida al metabolismo del pez.
Tras un estudio enzimático en el hígado, comprobaron que los parámetros son normales.
Ahora están analizando los datos obtenidos de los músculos y de las grasas de las vísceras de las lubinas objeto de estudio para verificar que todos los parámetros también están normales.
Según Veiga, es un avance importante que se podría extrapolar a otras harinas vegetales como el trigo o la soja, aunque habría que hacer las comprobaciones pertinentes.
Esta alimentación también serviría, en principio, para peces como la dorada, otra especie carnívora, y podrían desarrollarse estudios para verificar una alimentación similar con otros ejemplares de piscifactoría como la trucha o el rodaballo.

Fuente: EFE

Publicidad