7 de octubre de 2016 01:31 AM
Imprimir

El langostino espera que los funcionarios vuelvan de Vigo

Con una prospección incompleta se abrió a la pesca un sector entre los paralelos de 42ºS y 43ºS en donde se obtuvieron buenas capturas por unos días. Hoy con toda el área de veda abierta y sin autoridades que den órdenes de manejo, algunos barcos rastrillan al sur buscando más langostino

La prospección de langostino debió realizarse en dos etapas porque los barcos habían abandonado la zona luego de completar la carga; una vez terminada se abrieron solo unos cuadrantes, en los que la flota no permaneció por mucho tiempo dada la escasez de recurso. Estando la veda nacional de merluza abierta casi en su totalidad, los barcos se dirigieron al sur donde hoy se encuentran buscando los langostinos que queden. Algunos operadores consideran que sería prudente y necesario dar por terminada la temporada, tras una exitosa cosecha de 130.000 toneladas, para preservar los reproductores. Pero no hay en el país ninguna autoridad que pueda tomar una decisión de manejo al respecto; los funcionarios nacionales y provinciales se encuentran en Europa por la celebración de la Feria de Vigo, que hoy ya habrá cerrado sus puertas. La semana pasada la reunión del Consejo no generó un acta, primero por falta de consenso y luego por falta de quórum, por lo cual no se fijó la fecha de la próxima reunión, aunque es de esperar que se produzca la semana entrante.

La prospección que autorizó el Consejo el pasado 22 de septiembre estableció que 10 barcos debían recolectar datos durante cinco días efectivos de pesca entre los paralelos de 42ºS y 43ºS, pero quienes fueron elegidos para participar de la experiencia decidieron interrumpirla luego de dar con una marca del crustáceo que les permitió completar la carga.

Esta situación generó un escándalo en el seno del CFP, debido al cual no hubo acta de la reunión. Los barcos fueron intimados a volver al área de prospección sobre los cuadrantes  que habían quedado pendiente de evaluación. No encontraron nada y, a los dos días, se habilitaron solo los cuadrantes centrales donde habían pescado.

La actividad de la flota en ese espacio habilitado duró solo tres días y como ya no quedaba langostino por capturar se dirigieron al sur para seguir buscando. Algunos se quedaron en el paralelo 43ºS, otros llegaron al 44ºS; es que prácticamente toda el área de veda de merluza se encuentra abierta para la pesca y los barcos tienen la posibilidad de rastrillar toda la zona sin restricciones.

Algunos operadores consideran que haber alcanzado 130.000 toneladas es suficiente y que sería mucho más razonable cuidar el recurso para garantizar los desoves que determinarán el éxito o fracaso de la siguiente temporada. Pero lamentablemente no hay quien tome las medidas de manejo en ese sentido, al menos por ahora.

Si la presión sobre el langostino y la merluza hoy no es mayor, es gracias a los problemas gremiales que enfrentan los armadores del Puerto de Rawson con el SICONARA y el natural desplazamiento del recurso que lo aleja de los “pequeños” depredadores. Por lo demás la única medida de manejo preventiva que se ha tomado es el cierre del cuadrante entre los paralelos 46°20’ y el 47°S en la Subárea III.

La medida se dictó el 23 de junio, tras tomar vista de un informe técnico que informó una alta presencia de merluza en esa zona ya en el mes de mayo.

En el Acta 27 tras aprobar la prospección de la que aquí hablamos –que se extendió porque los barcos no cumplieron con el plan–, los Consejeros le solicitaron al INIDEP una opinión técnica sobre la posibilidad de prospectar la Subárea III.  De la siguiente reunión no se labró acta; por lo tanto no se tiene conocimiento sobre si el tema fue abordado o no, ni tampoco qué se dijo respecto de lo que estaba pasando en la zona de prospección.

Solo se sabe de la última reunión, que debió plasmarse en el Acta 28, que las desprolijidades de la prospección y el apuro por abrir generaron discusiones y que ante el inminente viaje a Vigo de la mayoría de los funcionarios, como el sorpresivo periplo que debieron hacer a Mar del Plata el subsecretario de Pesca Tomás Gerpe  y el director Juan Manuel Bosch para acompañar a la gobernador María Eugenia Vidal que enfrentó los reclamos del sector en el principal puerto del país, el Consejo no consiguió el quórum para sesionar.

Se supone que la semana entrante habrá reunión del Consejo y es de esperar que se implementen medidas de manejo respecto del langostino y de varias especies sobre las que aún no se han tomado resoluciones.

 
Fuente: Revista Puerto - Mar del Plata

Publicidad