11 de octubre de 2016 15:55 PM
Imprimir

Trigo: armarán registro de molinos que acepten analizar calidad en Cámara

El gobierno busca cómo incentivar a los compradores para que recurran a la Bolsa.

La Federación de la Industria Molinera (FAIM) ofreció armar y difundir una lista de los molinos que aceptan que los laboratorios de las Cámaras Arbitrales realicen análisis de la calidad del trigo que reciben en sus plantas, como viene reclamando la Federación de Entidades Acopiadoras.

Ese fue el principal resultado del segundo encuentro multisectorial de la cadena comercial cerealista que se realizó días atrás en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires para analizar un paquete de reclamos realizado por los acopiadores sobre prácticas comerciales de molinos, exportadores y puertos que, aseguran, van en detrimento de los ingresos de la producción, sobre todo en trigo y maíz.

Los acopios sostienen que hay repetidos casos en que los molinos pagan por el grano recibido en base a los resultados de sus análisis de calidad pese a que los vendedores sostienen que no es correcto el resultado y, como el modelo de contrato firmado no le da margen para la queja si se quiere concretar la entrega en planta, proponen que se establezca como norma la obligatoriedad de recurrir a la Cámara cuando haya diferencias sobre la calidad del trigo.

En la FAIM le bajan el perfil al reclamo ya que sostienen que los laboratorios en las plantas están homologados y que en rigor los casos conflictivos son puntuales y en zonas donde el vendedor no tiene mucha alternativas dónde entregar el trigo y por eso el comprador se puede poner más de punta.

No obstante, en el primer encuentro la FAIM había relevado que algunos de sus asociados aceptaban recurrir a las Cámaras pero que otros no y que desde la entidad no se puede obligarlos. Por eso en el segundo encuentro ofrecieron armar un listado de molinos que acepten el pedido y difundirlo entre acopiadores, cooperativas y productores. Es más, como a la segunda reunión fue, a modo de observador, un funcionario de Agroindustria, el presidente de la FAIM, Diego Cifarelli fue convocado luego por el subsecretario de Mercados, Jesus Sylveira, para analizar el tema y allí éste le contó que está buscando algún incentivo que pueda ofrecer el Estado para que más molinos acepten enviar las muestras a los laboratorios de las Cámaras.

Con respecto a otros reclamos, que también involucraban a la industria aceitera (como la extensión en el pago de las liquidaciones finales) o a los puertos (una compensación por los camiones con cupo que igual tienen demoras en descargar) no hubo adelantos. “Seguimos en conversaciones”, le dijeron a punto biz desde CIARA, la entidad que agrupa a las grandes aceiteras. Eso sí, algunos acopiadores contaron que tras las quejas presentadas y la asistencia del gobierno al último encuentro se notó que, sin decir, nada en algunos puertos que venían haciendo parir a los recibidores de granos aflojaron con sus exigencias y pudieron trabajar mejor.

Fuente: Punto biz

Publicidad