13 de octubre de 2016 22:30 PM
Imprimir

Chile : SAG autorizará a laboratorios privados a realizar análisis para la certificación de exportación

El servicio fiscaliza anualmente sobre el 90% de los viveros inscritos en el país.

El Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, está trabajando en el área de exportaciones para autorizar paulatinamente a que los laboratorios puedan realizar los análisis necesarios para la certificación de material vegetal de exportación. Esto permitirá mejorar el tiempo de respuesta y favorecer la competitividad del sector exportador al contar con información más oportuna respecto de la sanidad de sus envíos de plantas o semillas.

 

Asimismo, en lo que se refiere a la reglamentación nacional, a partir del próximo 1 de noviembre de 2016, entrará en vigencia la normativa que reglamentará o controlará a los viveros hortícolas en materias de calidad fitosanitaria. Con esto se espera avanzar con la industria en la realización de la difusión y transferencia necesarias para estandarizar la producción de los plantines de hortalizas.

 

El SAG cuenta con un programa oficial de fiscalización de las plantas que se producen en el país, sean para el comercio o para el autoabastecimiento. Al respecto, la entidad estatal tiene como objetivo el control de los viveros para la detección oportuna de plagas nacionales reglamentadas (53 plagas), frente a las cuales se ordenan medidas fitosanitarias oficiales para el control.

 

En dichos controles, señalan en el SAG que se ha observado un buen nivel en la calidad fitosanitaria de las plantas. De este modo, del total de los viveros inscritos, 2.864 a diciembre de 2015, en comparación a los 2.621 inscritos a diciembre del año anterior, solo entre un 10% a un 12% de ellos ha presentado alguna vez presencia de las plagas reglamentadas.

 

Cabe señalar que de los viveros inscritos en el SAG, aproximadamente un 49% declara producir plantas frutales. La Asociación de Viveros Frutales de Chile indicó que durante el año 2015 se comercializaron 1.000 millones de plantines de hortalizas y algo más de 87 millones de plantas frutales, presentando un incremento de más de 17 millones de plantas.

 

Al respecto, en el Servicio Agrícola y Ganadero indican que el mejoramiento de la calidad fitosanitaria, la especialización, la introducción de tecnologías y de nuevas variedades ha puesto a Chile en un buen nivel para transar plantas en el mercado internacional.

 

Las exportaciones de plantas han tenido en el último tiempo un sostenido crecimiento, tanto en la diversificación de especies como en los mercados. Los productos más relevantes son las plantas de frutilla, las estacas de vid, arándanos y olivos. En tanto, los mercados de destino más importantes son Perú, Brasil y Ecuador. Por otra parte, también se han enviado plantas a Sudáfrica, Australia, Túnez, Marruecos, entre otros.

 

En el ámbito de la certificación fitosanitaria de los semilleros con fines de exportación, la industria prospecta para la temporada que viene un crecimiento del 20% en la superficie sembrada.

 

 

 

Trabajo conjunto

El SAG realiza una importante labor tanto en el ámbito de la producción y el comercio nacional como en el internacional. El servicio fiscaliza anualmente sobre el 90% de los viveros inscritos en el país. De las fiscalizaciones que realiza el SAG a los viveros para la producción y comercio nacional se ha observado un buen nivel de cumplimiento por parte de los viveristas.

 

En relación a las exportaciones, el SAG como Organización de Protección Fitosanitaria trabaja con su homólogo del país de destino para establecer los requisitos fitosanitarios de los productos de exportación. Internamente desarrolla las actividades necesarias para verificar el cumplimiento de dichos requisitos, lo cual incluye inspecciones y muestreos durante todo el proceso de producción de las plantas o las semillas.

 

Por otra parte, en el rol de protección de los recursos nacionales, y en cuanto a la importación de material de propagación (ramillas, plantas, material in vitro) al SAG le corresponde verificar que se cumplan los requisitos de ingreso establecidos.

 

Sin embargo, desde 2004 existe la alternativa del Reconocimiento de Centros de Producción en el Extranjero (Resolución SAG 2.878), mediante la cual es posible manejar las condiciones del riesgo de manera equivalente a la Cuarentena post entrada en términos de seguridad fitosanitaria. Para lograr esto se debe considerar la condición fitosanitaria del material original; la forma de obtención y multiplicación de los materiales en origen y las condiciones de resguardo y aislamiento al que se somete permanentemente el material durante la producción, cosecha, almacenamiento y transporte. Además, se considera la periodicidad y tipo de monitoreo, control, verificación y diagnóstico fitosanitario al que son sometidos los materiales madres durante toda su vida productiva.

Fuente: El Mercurio

Publicidad