15 de octubre de 2016 10:34 AM
Imprimir

Uruguay mantuvo certificación para ingreso de carne a Estados Unidos

El Programa de Carne Natural Certificada de Uruguay mantuvo su certificación para el ingreso del producto al mercado estadounidense, tras rebasar sin observación la auditoría anual del Departamento de Agricultura de Estados Unidos..

El Programa de Carne Natural Certificada de Uruguay mantuvo su certificación para el ingreso del producto al mercado estadounidense, tras rebasar sin observación la auditoría anual del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

La inspección tuvo lugar en la primera semana de octubre y en la misma se revisan documentos en oficinas centrales, los procesos productivos e industriales een predios agropecuarios y plantas frigoríficas certificadas, informó hoy la Secretaría de Comunicación Institucional.

Ricardo Robaina, gerente de calidad del Instituto Nacional de Carnes (INC), declaró que los inspectores ‘no encontraron ninguna observación que pueda ameritar que quede en peligro la certificación’.

El informe final será que mantendremos el certificado, aseguró, y añadió que lo único que sugirieron fue algunos detalles relacionados con asuntos técnicos como la inclusión de datos en documentos.

Explicó que la certificación permite al país suramericano vender al mercado de la nación norteña productos cárnicos bovinos con la etiqueta de Procesos Verificados de USDA.

Robaina precisó que el Programa de Carne Natural Certificada, comprende el etiquetado ‘Never-Ever 3’, el cual garantiza que los animales jamás recibieron hormonas, antibióticos y proteínas.

Subrayó que la carne que sale con esa certificación va con el aval del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, e inclusive, opinó ‘podemos incluir el sello de ese departamento’ como muestra del reconocimiento que tenemos.

El gerente de calidad del INC señaló que los expertos norteamericanos visitaron predios del Grupo Vaquería del Este y Grupo Frigorífico PUL, ambos en el departamento de Rocha, y el Frigorífico Solís, en la provincia de Canelones.

En esos primeros lugares, dijo, analizaron documentos y dialogaron con propietarios y trabajadores, mientras en las plantas industriales examinaron el proceso y cómo se mantiene la trazabilidad desde que el animal entra a la planta hasta que la carne queda lista para la exportación.

Fuente: Agromeat

Publicidad