17 de octubre de 2016 12:10 PM
Imprimir

Casi un 40% más de girasol

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires publicó en su informe semanal sobre la situación de la campaña que se prevé una siembra de 1,7 millón de hectáreas que equivalen a un crecimiento interanual del 39,3% y subas en todas las regiones girasoleras, ampliándose así en cien mil hectáreas la intención original. El avance intersemanal […]

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires publicó en su informe semanal sobre la situación de la campaña que se prevé una siembra de 1,7 millón de hectáreas que equivalen a un crecimiento interanual del 39,3% y subas en todas las regiones girasoleras, ampliándose así en cien mil hectáreas la intención original. El avance intersemanal de la siembra fue de 4,2 puntos porcentuales, lo que permitió alcanzar el 38,1% de la intención nacional, unas 648.000 hectáreas.


El desarrollo de la siembra se ve favorecido por recientes precipitaciones en gran parte de las zonas girasoleras que permiten recuperar humedad y mejorar la condición del cultivo, principalmente en el centro de Chaco y en el norte de Santa Fe, donde los lotes implantados transitan etapas avanzadas de diferenciación foliar.


En Chaco, los lotes tempranos comenzaron a diferenciar el botón floral. En lo que hace al estado sanitario, la presión es normal con incidencia de chinche y mosca del capítulo, en el núcleo productivo provincial.
En el centro-norte de Santa Fe, la mejora en las condiciones de humedad favoreció a los lotes que transitan la etapa de diferenciación foliar. Se realizaron aplicaciones para control del picudo y la oruga cortadora.


En el sur del país, se registran los siguientes avances en la implantación del cultivo: 15% de la intención en la Cuenca del Salado; 10% en el centro de Buenos Aires; 5% en el norte de La Pampa – oeste de Buenos Aires y en el sudoeste de Buenos Aires-sur de La Pampa y 4% en el Sudeste.
La Bolsa reitera que la baja disponibilidad de semilla podría limitar el incremento en la siembra.

Informe del USDA

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, se umentarán en 3,6 millones de toneladas la producción de las siete principales oleaginosas. En soja se registra un incremento de 2,8 millones de toneladas y en canola de 0,75 milloón de tonelada. No hay cambios sustantivos en la molienda, por lo que se acumulan stocks por 5,3 millones de toneladas adicionales, todos relacionados con el aumento en la producción de soja.


En lo que hace a la producción de los nueve principales aceites, la única novedad es la disminución de 1 millón de toneladas en la producción del de palma, que repercute en una caída de 700.000 en el consumo mundial de este aceite y una cifra similar en la demanda de los 9 principales. Hay una pequeña merma en los stocks finales, de la cual son responsables los aceites de canola y soja, principalmente.


La producción mundial de las siete principales oleaginosas crecerá 5,3%; mientras que el consumo se incrementará 3,7%. Será abastecido con 3,7% adicional de exportaciones, en tanto que los stocks aumentarán 1,4%.


La producción de girasol crecerá 11,3%, unas 4,45 millones de toneladas; mientras que el crushing subirá 10,0%, las exportaciones sufrirán una baja del 10,4% y las existencias aumentarán 1,0%. Del girasol, se reducirá del 5,4 al 4,9%.
En Ucrania, se registrará una cosecha récord de 13,5 millones de toneladas, con una suba interanual del 19,6%. También crecerán las ofertas de girasol de la Unión Europea, de Rusia y de la Argentina (9,1; 9,0 y 22,2%, respectivamente). La producción consolidada de nuestros tres competidores del Hemisferio Norte, pasará de 28,1 a 31,8 millones de toneladas (13,3% de suba). El USDA pronostica una producción argentina de 3,3 millones de toneladas, lo que supondría un área sembrada de 1,6 millón de hectáreas.
La producción de los nueve principales aceites crecerá 4,0%, mientras que el consumo lo hará al 3,1%. Será abastecido por un 5,2% adicional de exportaciones. Los stocks caerán 5,3%.


Por su parte, la producción de aceite de girasol crecerá 10,1%, mientras que el consumo subirá apenas 4,1%. Aumentarán 11,1% las exportaciones y las existencias finales mermarán en 4,2%.


La relación stocks/consumo disminuirá, para todos los aceites, del 10,7 al 9,8%. Para el caso del aceite de girasol, la caída va del 9,5 al 8,7%.


El USDA mantiene (lo cual es un poco sorprendente para Asagir, la entidad sectorial) que las exportaciones argentinas de aceite de girasol alcanzarán las 550.000 toneladas, cifra inferior en 50.000 toneladas a las de la campaña anterior, que fueran reestimadas en 600.000 toneladas. La participación argentina en el comercio mundial caerá de 7,6 a 6,3%.


Por su parte, las ventas externas de Ucrania pasan de 4,30 a 4,95 millones de toneladas (15,1% adicional), lo cual eleva a 56,3% su participación en el mercado mundial.


Según el Ministerio de Agroindustria se molieron 229.743 toneladas durante el mes de agosto. En ocho meses, la molienda total alcanzó las 2,258 millones de toneladas. Los rendimientos en aceite y pellets de la molienda de agosto fueron del 41,5% y 39,4%.

Fuente: Castellanos - Rafaela

Publicidad