21 de octubre de 2016 13:37 PM
Imprimir

10 hechos sorprendentes sobre los cerdos

El humilde cerdo está lejos de ser "aburrido". Hemos compilado una lista de diez cosas que usted puede no saber acerca de estos extraordinarios animales.

1. Los lechones recién nacidos aprenden a responder a las voces de sus madres, y pueden reconocer sus propios nombres cuando tienen 2 semanas de edad. Las cerdas a veces cantan a sus crías, mientras que están amamantando.

“¡Corre, cerdo, corre!”
(Foto: Lisa Maree Williams / Getty Images)

 

 

2. ¿Piensa que los cerdos son lentos y pesados? Pues resulta que no. Los cerdos adultos pueden correr a velocidades de más de 17 kilómetros por hora, o en otras palabras, pueden correr un kilometro y medio en siete minutos. ¿Ud. podría hacerlo mejor?

“¿A quien le estás llamando sudoroso?”

 

 

3. Si alguna vez se ha sugerido que alguien estaba “sudando como un cerdo”, este es un error. Los cerdos casi no tienen glándulas sudoríparas, y por eso una de las mejores maneras para que se refresquen es revolcarse en el gloriosa lodo.

“Los cerdos no pueden volar, pero pueden chillar”

 

 

4. Un chillido de cerdo puede ser tan fuerte como 115 decibelios, o sea 3 decibelios más fuerte que el sonido de un avión supersónico.

 “Entonces, le dije …”

 

 

5. Cuando no están chillando, están hablando. Los cerdos se comunican constantemente entre sí, y se han sido identificado más de 20 vocalizaciones diferentes; de cortejar a decir “tengo hambre”.

“Acércate. Prometo que no te haré daño… “

 

 

6. Cuando no están chillando o hablando, los cerdos comen casi cualquier cosa – incluyendo los huesos humanos. En 2012, un porcicultor en Estados Unidos, fue devorado por sus cerdos después de tener un ataque cardíaco y caer en el corral. Cuando un pariente fue a buscar al porcicultor, sólo quedaban sus dentaduras.

“¡Muévete! Estoy tratando de anotar un gol…”

 

 

7. Pueden tener un apetito indiscriminado, pero los cerdos son animales muy inteligentes y muy sociales. Cuando se mantienen en un grupo van a acurrucarse cerca uno del otro, y prefieren dormir de nariz a nariz. Los estudios también han demostrado que sueñan, al igual que los humanos.

“¿Yo? No soy un cerdo, soy una lamparilla”

 

 

8. Soñar no es lo único que los cerdos tienen en común con los humanos – su composición genética también es muy parecida a la nuestra. Debido a esto, las células madre de cerdos están siendo utilizados por los científicos para investigar remedios para las enfermedades humanas. Para realizar el seguimiento de las células una vez que han sido inyectadas, genetistas chinos han cruzado un cerdo con una medusa, resultando en lechones cuyas lenguas y patas muestran una luz verde fluorescente bajo la luz ultravioleta.

“‘Ya basta, me voy de aquí!”

 

 

9. Aparte de sus habilidades para salvar vidas, el cerdo también está asociado con la fertilidad y la virilidad en China. Por eso, algunas parejas chinas que están tratando de tener hijos exhiben estatuas de cerdos en sus dormitorios.

“Sigue nadando, sigue nadando…”

 

 

10. Por último, todos hemos visto los cerdos que se revuelcan en el lodo, pero ¿qué de nadar en un mar de aguas cristalinas?

En la deshabitada isla de Big Major Cay en las Bahamas, eso es exactamente lo que hacen. Una población silvestre de cerdos acuáticos domina la isla, y muchos de ellos nadan a los barcos, con la esperanza de ser recompensados con comida.

Fuente: El Sitio Porcino

Publicidad