22 de octubre de 2016 11:23 AM
Imprimir

El Gobierno pasa de cobrarle retenciones a la carne a subsidiar la exportación

Lo hará a través del mecanismo de reintegros. Es la medida inversa a los derechos de exportación que frigoríficos pagaban hasta el año pasado. ¿Qué impacto tendrá en el precio al consumidor?

Luego de eliminar las retenciones del 15% a las exportaciones, el Gobierno reafirma el camino inverso al kirchnerismo en materia agropecuaria y anunció que volverá a otorgar reintegros, según anunció el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, en la muestra de la alimentación Sial 2016, en París, que conluyó este jueves.

 
Se trata de una medida reclamada por los frigoríficos, que aseguraban que la devaluación del tipo de cambio oficial y la eliminación de los derechos de exportación no eran suficientes para hacer rentable el negocio. Los reintegros habían dejado de otorgarse desde el 2005, por decisión del por entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna.
 
El impacto de los reintegros
Esta decisión implica que el Estado le dará una suma extra a las empresas que exportan carne, cuando hasta diciembre pasado les cobraba un impuesto por esa actividad. En la práctica, tiene el mismo efecto que una segunda devaluación para este sector específico.
Hasta 2005, la exportación de carne tenía un 5% de reintegro. De volver a aplicarse esa alícuota, los frigoríficos exportadores habrán ganado un 20% en dólares, solo este año. A este beneficio habría que sumar el que surgió producto de la devaluación, que al tipo de cambio actual asciende al 57% en relación a diciembre de 2015.
 
Así, de una tonelada de novillo de exportación que hoy asciende a U$S3.560 (según datos del IPCVA) se habría pagado U$S3.026 y el Estado se habría quedado con la diferencia. Con un reintegro del 5%, esa tonelada valdría para las empresas U$S3.738. El Estado pasa así de cobrar 534 dólares por tonelada exportada a pagar 178 dólares.
 
El reclamo de los frigoríficos
La Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra) pidió una “mejora adicional” en el tipo de cambio vía “reintegros” a la exportación para afrontar el problema de competitividad de las exportaciones. “Al contrastar la situación vigente en 2016 con la observada en 2010 surge que la carne argentina todavía acumula una significativa reducción de su competitividad en dólares norteamericanos”, remarcó Ciccra.
 
En los últimos seis años la pérdida relativa fue de 6,2% con Uruguay, de 8,3% con Nueva Zelanda, de 19,6% con Australia y de 36,1% con Brasil, de acuerdo con el trabajo. De acuerdo a CICCRA, el kirchnerismo aplicó “una política antiganadera y antiexportadora de carne vacuna”.
Fuente: El Destape

Publicidad