25 de octubre de 2016 13:17 PM
Imprimir

Ricardo Yapur: “Lo que cambiaron son accionistas, de la compañía no cambia nada”

Así lo aseguró el CEO de Rizobacter al opinar sobre la compra por parte de Bioceres del 50,01% del paquete de acciones de la firma con sede en el Parque Industrial. Al ser consultado sobre si habría modificaciones en la planta de personal, aseguró que “en lo absoluto” y agregó que “no van a tocar […]

Así lo aseguró el CEO de Rizobacter al opinar sobre la compra por parte de Bioceres del 50,01% del paquete de acciones de la firma con sede en el Parque Industrial. Al ser consultado sobre si habría modificaciones en la planta de personal, aseguró que “en lo absoluto” y agregó que “no van a tocar nada del manejo diario de la empresa”.

DE LA REDACCION. “Semya”, un joint venture que realiza trabajos de investigación conjunta y desarrollo de productos biológicos para el agro creado en 2014, fue la primera gran coincidencia entre Rizobacter Argentina y Bioceres. La segunda se anunció a la prensa esta semana: la empresa rosarina adquirió el 50,01% del paquete de acciones de la firma nacida en Pergamino, con sede en el Parque Industrial. Ricardo Yapur, CEO de Rizobacter, dialogó con LA OPINION acerca de esta operación que permitirá al grupo Bioceres mejorar la integración de su portfolio de productos para así incrementar la captación de fondos que planea realizar con la Oferta Pública de Acciones en el Nasdaq (EE.UU.).

“Fruto de las distintas reuniones que hacíamos con los grupos de trabajo de investigación y desarrollo entre ambas empresas, un día charlando con el CEO de Bioceres, Federico Trucco, evaluamos la posibilidad de comprar parte de Rizobacter”, dijo Ricardo Yapur, y agregó que: “Empezamos a hablar en una charla de café y terminamos integrando a los abogados y a los equipos de las dos compañías, buscando además a los distintos socios de la empresa que podían vender parte de sus acciones. Y así se llegó a la firma de un convenio de confidencialidad y a evaluar cómo llegar al mejor acuerdo para que un grupo de socios de la empresa vendiese su participación. Fue así que el miércoles se firmó todo lo que se tenía que firmar y hoy Bioceres ya es dueña del 50,01 de las acciones de Rizobacter”.

– ¿Quiénes vendieron sus acciones?

– Una hija del fundador inicial de la compañía vendió acciones, además de varios socios minoritarios que terminaron formando ese 50,01.

– ¿Cuál fue el monto de la venta?

– No lo decimos por seguridad de todos, después si los dueños de la plata lo quieren decir será otra cosa.

– ¿Esta operación cambió o modificará la planta de personal?

– En lo absoluto, Bioceres es una empresa de investigaciones y desarrollo, entonces ellos son muy claros: se acercaron al éxito de Rizobacter, entonces como quieren ser parte de ese éxito no van a tocar nada del manejo diario de la empresa, sino que van a dejar que siga funcionando como lo hizo hasta hoy.


– Con la unión con Bioceres, ¿cuánto espera crecer la firma en los próximos años?

– Bioceres nos va a ayudar en cuanto a ideas, proyectos y trabajo, mientras que nosotros vamos a poner nuestro fuerte, producción y comercialización.

– ¿Los proyectos previstos por Rizobacter continúan inalterables?

– Seguimos fuertemente en consolidar los dos proyectos que se lanzaron en este último ejercicio, o sea, rizoderma, el biofungicida para tratamientos de enfermedades de semilla de trigo y de soja; y en la planta nueva de Microstar que presentamos en junio.

– ¿Tienen prevista una presentación formal en sociedad o una conferencia de prensa?

– No, creo que la única presentación será interna y con nuestros gerentes, no hay más nada porque lo que cambiaron son accionistas, de la compañía no cambia nada.

¿Quién compró? ¿Quién vendió?

Finalmente la operación de compra de Rizobacter fue por más del 50%, paquete adquirido a un grupo de accionistas correspondiente a la familia fundadora de la empresa. Según un artículo del Cronista.com, en una nota a la Comisión Nacional de Valores, Rizobacter especificó que la firma compradora es Rasa Holding LLC, y que distintos accionistas vendieron distintas proporciones (entre ellos Stella Maris Muñoz, que transfirió ocho millones de acciones nominativas no endosables de valor nominal 1 peso; Marcela Silvia Ripoll, 2,66 millones de acciones, cantidad similar a las de Javier Enrique Gaspar Ripoll y Pamela Fabiana Ripoll).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Opinión - Pergamino

Publicidad