26 de octubre de 2016 02:11 AM
Imprimir

En octubre volvió a caer la ocupación en los feedlots

Desde la cámara que representa al sector advirtieron por el "peso de la presión tributaria"

El porcentaje de ocupación de los corrales registró el tercer mes consecutivo en baja al 1º del actual, luego de tocar en julio un máximo en varios años, dijo ayer la Cámara Argentina de Feedlot en su reporte sectorial mensual. Según la entidad, el índice de reposición feedlot (IRF) al inicio del presente mes fue del 65%, contra el 67% de septiembre; el 71% de agosto, y el 72% de julio.

“El IRF nos muestra que hoy no se llega a reponer un animal por cada ejemplar que sale de los corrales. Tanto la suba en los valores de la hacienda de invernada, que se presenta cada vez más firme, como el valor del gordo generan una relación compra/venta que el feedlotero no está validando”, señaló la entidad.

En el trabajo de análisis de la situación del sector se advierte que el engorde a corral se encuentra hoy sin poder expresar todo su potencial no sólo por la coyuntura de los valores de la hacienda, sino también “por una distorsión crónica tributaria que debería ser revisada. Impuesto sobre impuesto y tasa sobre tasa, esta desarticulación impositiva se da tanto en la Nación como en las provincias y en los municipios. Lamentablemente, esta presión tributaria en numerosos casos conduce a la marginalidad y desincentiva a los actores formales”.

Según la entidad, además de la presión tributaria, el sector sufre la falta de herramientas de crédito viables para capital de trabajo y para la ampliación de las estructuras de negocio, a pesar de contar con un gran capital que podría ser tomado en garantía para préstamos con los fines citados. “Desafortunadamente, hoy no hay disponible una herramienta que permita ofrecer en garantía la hacienda que se encuentra en los corrales. A todo esto se añade la descapitalización que el sector tiene desde hace unos años con motivo de las compensaciones adeudadas por la ex Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario y por la actual Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al Consumo Interno”, señaló.

Hacia adelante, la cámara que reúne a los feedloteros señaló la necesidad de trabajar en busca de la transparencia necesaria en los mercados. “Entendemos que hay dos temas importantes en los cuales se debe trabajar. Por un lado, la obligatoriedad de la venta al kilo en los remates de invernada, ya que la venta al bulto conduce a operaciones poco transparentes, tanto para el criador como para el engordador. Y por el otro, continúan apareciendo faenas de animales por debajo del peso mínimo, por lo que se requiere mejorar la fiscalización por parte del Estado.”

Fuente: La Nacion

Publicidad