28 de diciembre de 2016 23:15 PM
Imprimir

Esperan que el éxito del blanqueo impacte en una mayor compra-venta de campos

"Tenemos la esperanza de que parte del sinceramiento fiscal se volcará a la compra de tierras", dijo el titular de Cair.

El presidente de la Cámara de Inmobiliarias Rurales (Cair), Mariano Maurette, manifestó  su convicción de que en el 2017 se reactivará la compraventa de campos alentado, en parte, por los buenos resultados del sinceramiento fiscal, que hasta el momento superó los 90 mil millones de dólares.

“Tenemos la esperanza de que parte del sinceramiento fiscal se volcará a la compra de tierras de manera gradual en el año 2017, lo que ayudará a reactivar el mercado”, aseguró Maurette en diálogo con Télam.

 

 

Más actividad

El corredor inmobiliario dijo que “terminamos el 2016 mejor de lo que arrancamos. Se suponía que iba a haber mayor actividad pero no se dio. En cambio, en los últimos dos meses la actividad va ‘in crescendo’ y estamos cerrando negocios”.

Explicó que “los alquileres de campos son temporarios y se dan en otoño”, y detalló que, en cambio, “la compraventa de los campos empezó a registrar un alza en noviembre y diciembre, cuando se empezaron a ver operaciones”.

 

 

Agrícolas, más demandados

Respecto del destino de la compraventa de inmuebles rurales, dijo que los campos pueden ser usados de manera mixta para la actividad agrícola-ganadera o agrícola exclusivamente, y aclaró que la variante ganadera está más relegada. “Lo que más se mueve son los campos agrícolas de la pampa húmeda”, señaló.

“Los campos no sólo se destinan a la siembra de granos, sino también pueden ser comprados para las economías regionales, para la forestación o la industria lechera”, explicó Maurette.

Detalló que en las mejores zonas agrícolas de la Argentina los campos se comercializa a valores de entre 16 mil y 17 mil dólares la hectárea.

 

 

Motor de la economía

Consideró que alentada por la esperanza de una reactivación económica, “inversiones que estaban pospuestas se empiezan a concretar. El campo es el motor de la economía argentina y cualquier medida que estimule al sector hace que las expectativas cambien”, afirmó.

Dijo que en su mayor parte los campos son comprados por inversores argentinos, porque la Ley de Tierras vigente “limita la inversión de extranjeros”.

“Esperamos tener un verano medianamente activo, con más movimiento del que usualmente se registra en la estación”, expresó Maurette, y recordó que la compraventa de tierras es lenta “porque es un proceso que lleva de cuatro a seis meses, entre que se ve el campo, se analiza su factibilidad y se negocia la compra”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agro Voz

Publicidad