31 de diciembre de 2016 12:32 PM
Imprimir

Exportaciones de soja y derivados a Rusia: motivos de la suspensión y reapertura

En virtud del cierre ocurrido en febrero del corriente año y la reanudación de exportaciones de soja y derivados desde Argentina a Rusia que se dio el mes pasado, El Enfiteuta dialogó en exclusiva con la secretaria de Mercados Agroindustriales del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Marisa Bircher.

Hace algunas semanas se dio a conocer a través de un informe de la OCDE que Argentina había acordado con Rusia el restablecimiento de las exportaciones de productos de soja y derivados. Estas operaciones habían sido bloqueadas en febrero de este año por el país comandado por Vladimir Putin debido a “preocupaciones con respecto a los alcances de los organismos genéticamente modificados”.

Las exportaciones de harinas y pellets de soja a Rusia se paralizaron en febrero de este año. Sin embargo, esta información y sus causas no fueron dadas a conocer hasta que el problema estuvo solucionado, el día 1º de noviembre, con la firma de un acuerdo entre el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), encabezado por Jorge Dillon, y su par ruso, Serguey Dankvert, autoridad del organismo de control sanitario ruso, Rosselkhodnazor.

Por este motivo, las exportaciones de los productos derivados de la soja a la Federación Rusa disminuyeron de casi 31 millones de dólares (85 mil toneladas) en 2015
a poco más de 2 millones (algo más de 7 mil toneladas) en 2016. Es decir se redujeron se redujeron en un 93%, o, dicho de otra manera, fue en los hechos un mercado cerrado este año. Desde ya, más allá de los aspectos propiamente sanitarios, los especialistas sectoriales señalan también al alejamiento del Gobierno de Macri para con la Federación de Rusia como una de las causas de la medida.

Esta disminución se suma a las también paralizadas exportaciones de aceite de soja a China, país que, de acuerdo a un informe publicado por la Consejería Agroindustrial Argentina en Pekín (dependiente del Ministerio de Agroindustria de la Nación), dejó de importar aceite de soja crudo de nuestro país a partir de diciembre de 2015, debido a motivos que, si bien no fueron ni serán confirmados oficialmente, tendrían que ver con la paralización de las obras de infraestructura que se realizarían con inversiones chinas en la Patagonia.

Mientras que en el año 2015 Argentina fue el primer exportador del producto al país asiático (con una cuota del 65% y un total de 525 mil toneladas vendidas) este año Argentina no ha vendido a China aceite de soja crudo. Sin embargo, el gigante ya había importado hasta octubre de este año unas 280 mil toneladas. El lugar dejado por Argentina lo está ocupando Brasil.

 
La respuesta oficial

El Enfiteuta tuvo la posibilidad de dialogar al respecto con la responsable del área de internacionales del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Marisa Bircher. Es secretaria de Mercados Agroindustriales desde diciembre de 2015.

EE: ¿Qué problemas u objeciones surgieron en febrero por las cuales Rusia interrumpió el acceso de productos argentinos agroindustriales de soja?

MB: La primera interrupción se debió a un problema de declaración por parte del importador ruso o del exportador europeo (se trataba de mercadería triangulada vía puertos europeos) en cuanto a los eventos biotecnológicos que pudieran estar presentes en la o las partidas. Rusia suspendió al exportador argentino. Luego de ello, las autoridades rusas controlaron las declaraciones de otros exportadores argentinos y los certificados oficiales y detectaron que existía un evento que no estaba aún aprobado en Rusia. Por ello, solicitaron clarificación del tema y mientras tanto no autorizaron el uso de la mercadería descargada.

EE: ¿Qué trabajo se hizo desde su área para restablecer el comercio anterior?
MB: Senasa clarificó la problemática en cuanto a los eventos biotecnológicos que pudieran estar presentes en las partidas de harinas de soja, analizó en forma conjunta con la contraparte rusa las diferencias que pudieran existir, solicitó el levantamiento de la suspensión de la empresa ocurrido en febrero y fue informado de las tramitaciones que deberían realizar los exportadores argentinos ante Rosselkhodnazor (Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario de la Federación Rusa).

EE: ¿Qué otras autoridades u organismos nacionales intervinieron en el proceso?
MB: En el proceso intervino el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaille, y el secretario de Agregado de Valor de esta cartera, Néstor Roulet.

EE: ¿Cuáles indicaría usted que han sido las políticas a destacar en el primer año de gestión con respecto al impulso a las exportaciones?
MB: Las políticas en este sentido han sido: impulsar la apertura de nuevos mercados, promover el agregado de valor a los productos exportados, principalmente el agregado de valor en origen y fortalecer la competitividad de las exportaciones argentinas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Enfiteuta

Publicidad