5 de enero de 2017 11:22 AM
Imprimir

SAG detecta gripe aviar en plantel de Sopraval, que representa el 3% de su producción

El organismo aseguró que ya se está investigando el nivel de patogenicidad del virus, lo que involucra a laboratorios especializados

La historia se vuelve a repetir. Ello porque ayer el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) detectó influenza aviar en el plantel Las Palmas, de Sopraval, ubicado en la Región de Valparaíso.

Sin especificar el número de pavos comprometidos, aseguraron que la planta tiene una población estimada de 350 mil ejemplares, lo que según estimaciones de la firma representa el 3% de la producción anual de esta filial de Agrosuper. En tanto, fuentes de la industria comentaron que de momento serían cien mil las aves sacrificadas y destruídas, aunque reconocieron que es inminente la desaparición de la totalidad de las existencias.

 

Estimaciones preliminares cifraron el daño de esta medida de prevención en unos US$ 45 millones. En 2002, cuando se registró un primer brote importante de esta enfermedad, en San Antonio se sacrificaron 500 mil aves y el costo fue de US$ 30 millones.

“Se realizó el sacrificio de las aves enfermas, entierro y desinfección de instalaciones y se estableció una zona focal y un zona de vigilancia”, informó el SAG. A lo anterior se suma como medida de contingencia el aislamiento de la zona “con el fin de evitar la diseminación de la enfermedad en los planteles avícolas y mantener la excelente condición de sanidad aviar del país”, dijo la entidad mediante un comunicado.

Aseguraron que “paralelamente se está ejecutando un plan de vigilancia adicional a las aves susceptibles del sector”, sumado a que la situación fue comunicada a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

El organismo también sostuvo que ya se está investigando en laboratorios especializados el nivel de patogenicidad del virus involucrado, “el resultado que se obtenga determinará las próximas medidas sanitarias que deban ser tomadas”.

Agrosuper, en tanto, informó a la Superintendencia de Valores y Seguros, que están estimando el efecto económico de esta situación, “de modo de poder comunicarlo de manera oportuna. Sin perjuicio de lo anterior, con la información disponible, este evento no tendría un efecto en la capacidad de la sociedad de cumplir con sus obligaciones financieras ni desarrollar sus actividades”.

Desde Sopraval enfatizaron que tal como indica “la información publicada por el U.S. Department of Health and Human Services y el European Food Safety Authority (EFSA), no existe evidencia científica ni casos reportados de influenza aviar en humanos producto de la manipulación o consumo de la carne”. Pese a lo anterior, es recomendable seguir las instrucciones de manipulación y cocción de los alimentos.

Por su parte, el SAG advirtió que “considerando que puede existir potencial riesgo de transmisión para las personas expuestas a aves vivas, se ha reforzado la estricta aplicación de los protocolos vigentes de protección para el personal que está en contacto con las aves”.

Otras medidas

Según informó SoyValparaiso.cl tras consultar al SAG por eventuales sanciones, aseguraron que de momento “no, si bien es todavía preliminar, la mayoría de estas infecciones son accidentales producto de un contagio ocasional con aves migratorias”.

A su vez hicieron un llamado de tranquilidad a la población y señalaron que “la infección está localizada en un plantel específico, bajo medidas de cuarentena para evitar la diseminación de la enfermedad a otros establecimientos de aves del país”.

Respecto a que eventualmente algunos animales de la comunidad vecina pudieran ser contagiados con el virus desde el SAG señalaron que, “están siendo encuestados y serán sujetos de vigilancia epidemiológica mientras se resuelve el evento”.

La producción de Sopraval

Sólo en 2015 Sopraval procesó 8,4 millones de pavos y la compañía se ubica en el número uno de participación tanto en el mercado local, como en el de exportaciones.

La firma, según sus estados financieros al 30 de septiembre obtuvo ingresos por US$ 253 millones, lo que representa el 11% de las ventas totales de Agrosuper.

Cabe recordar que Humphreys, en agosto pasado, ratificó la clasificación de riesgo de las líneas de bonos de Agrosuper S.A. (Agrosuper) en “Categoría AA-”, modificando su tendencia desde “Estable” a “Favorable”.

“La categoría de riesgo recoge la vulnerabilidad de los cerdos, pollos, pavos y salmón a pestes y enfermedades que puedan mermar en forma significativa la capacidad de producción de la empresa, reconociendo que la diversidad de animales y de criaderos”, dijo la clasificadora.

Ariztía se vio afectada en 2002

 Hace más de catorce años se confirmó por primera vez en el hemisferio sur la influenza aviar.
Ésta afectó a la empresa Ariztía, la cual sacrificó inmediatamente 670 mil gallinas reproductoras, afectando el 83% de su capacidad productiva de pollos. Además, la firma redujo en un 50% su capacidad productiva de pavos. En dicho momento, el SAG procedió a activar el Sistema Nacional de Emergencia Sanitaria Animal, estableciendo procedimientos de carácter técnico-sanitario a nivel de país.

En el mercado se dio cuenta de que este hecho significó importantes pérdidas para la industria, incluyendo la eliminación de planteles de reproductores, así como el cierre de mercados externos para la carne de ave.

En diciembre de 2002, Chile fue declarado oficialmente como país libre de la gripe aviar, pero en agosto 2009 el SAG detectó dos pavos con el virus de influenza del subtipo AH1N1 en un plantel de Sopraval en la Región de Valparaíso, lo que también motivó la aplicación de un plan de cuarentena y medidas de mitigación

Fuente:

Publicidad