10 de enero de 2017 11:52 AM
Imprimir

¿Son útiles los probióticos basados en bacterias lácticas para tratar la endometritis en vacas?

Un estudio del IRTA y la Universitat Autònoma de Barcelona avala esta tesis

Tras el parto, el útero de una vaca puede sufrir inflamación e infecciones debido a contaminación con bacterias. Un estudio ha comprobado si una selección de bacterias lácticas puede ayudar a reducir la inflamación de las estructuras uterinas y controlar la infección por Escherichia coli.

La función uterina de las vacas se ve comprometida por la contaminación bacteriana y la inflamación tras el parto. Investigadores del IRTA (Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries) y la Universitat Autònoma de Barcelona han publicado un estudio* en el que demuestran capacidad in vitro de un probiótico a base de bacterias lácticas para mejorar el estado sanitario del endometrio vacuno, tanto en lo que se refiere a la reducción de la inflamación como en lo tocante al control de la presencia de E. coli.

Las bacterias lácticas más apropiadas para elaborar este probiótico se seleccionaron a partir de cultivos de células endometriales. Se determinó la expresión de citocinas proinflamatorias en el sobrenadante de los cultivos y se evaluó la presencia de E. coli. A partir de estos análisis se escogió una combinación de Lactobacillus rhamnosus, Pediococcus acidilactici y Lactobacillus reuteri en proporción 25:25:2 como la idónea para el experimento.

El probiótico se probó sobre explantes de útero infectados previamente con E. coli y se observó que reducía la infección por esta bacteria en un 89,77 % en comparación con las cepas de cada una de las bacterias del probiótico por separado, así como en un 95,10 % la inflamación del tejido basal.

El tratamiento con bacterias lácticas hizo que bajase la expresión de CXCL8 e IL1B en 4,7 y 2,2 veces respectivamente. Así mismo, consiguió reducir la inflamación aguda producida por la infección por E. coli, reduciendo la expresión de IL-8 (en 2,2 veces), IL-1beta (2,5) e IL-6 (2,2). En el modelo inflamatorio completo el probiótico experimental redujo en 1,6 veces la presencia de IL-8 y 1,2 veces la de IL-6.

La evaluación ultraestructural del tejido no sugirió interacciones entre el probiótico y E. coli, aunque los efectos patológicos de la bacteria sobre las células endometriales fueron mucho menos importante o incluso llegaron a desaparecer.

Los autores están convencidos de que su estudio muestra el potencial del uso de probióticos con fines terapéuticos en casos de inflamación e infección del endometrio en ganado vacuno.

*Genís S, Sánchez-Chardi A, Bach À, Fàbregas F, Arís A. A combination of lactic acid bacteria regulates Escherichia coli infection and inflammation of the bovine endometrium. J Dairy Sci. 2016 Nov 9. pii: S0022-0302(16)30786-X. doi: 10.3168/jds.2016-11671.

Fuente: Portal Veterinario

Publicidad