10 de enero de 2017 12:46 PM
Imprimir

Carne: consumo cayó 4,1% y los frigoríficos piden más reintegros

En promedio, durante el año pasado cada argentino consumió 57,1 kilos. Además el precio del producto en el mostrador aumentó el 41,3%.

El consumo de carne vacuna por habitante durante 2016 se ubicó en 57,1 kilos, lo que representa una caída del 4,1% respecto del año anterior. En los primeros meses del año pasado la retracción respecto del mismo período del año anterior era de alrededor del 7% pero con el correr de los meses la baja se fue ajustando hasta este último valor.

Otro dato a tener en cuenta es que durante el año pasado el precio de la carne vacuna en el mostrador creció el 41,3%, pero claro que no fue el único producto porque el pollo aumentó un 44,5% y la carne de cerdo el 25,2%. Al mismo tiempo que el IPC 2016 para Capital y el conurbano fue del 40,1%. Al mismo tiempo en 2016 la faena total se ubicó en 11,804 millones de cabezas y quedó por debajo de los registros de los tres años anteriores (-2,9% en comparación con 2015).

En términos “histórico” también fue de las más bajas, ya que ocupó el puesto 31º de los últimos 37 años. En volumen, en 2016 se faenaron 352,6 millones de cabezas menos que en 2015.

Ahora bien, según indican en la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y derivados de la República Argentina (Ciccra) para este año que recién comienza se espera un importante crecimiento en la producción de carne, el incremento en el peso de faena junto a la retención de vientres que se evidenciaron durante el año pasado son dos factores clave. En este contexto y a pesar de que el Gobierno reinstaló recientemente los reintegros a las exportaciones de carne vacuna el sector frigorífico señala que es una medida insuficiente “el reintegro (3,5% para cortes congelados y 4% para refrigerados) mejora las posibilidades de exportar pero resultaría exiguo para lograr duplicarlas, por lo que debería ser 50% superior”, señalan desde Ciccra.

Los industriales detallan que en la medida que el consumo interno no crezca y por el contrario las perspectivas son que se mantenga o se retraiga, la única salida para colocar la mayor producción es el mercado internacional.

Claro que 2016 también marcó la vuelta de las exportaciones luego de la quita de retenciones y permisos para exportar y de esta manera los envíos al exterior crecieron alrededor del 10% respecto del año anterior. China concentró el 41,7% del total de cortes congelados y frescos extra Hilton exportados y un 35,8% del total exportado de carne vacuna desde la Argentina. El segundo puesto correspondió a Chile, que compró 22.583 toneladas (10,5% anual; 19,1% del total). En tanto, Israel adquirió 17.267 toneladas (8,4% anual; 14,6% del total) y Rusia hizo lo propio en 9.218 toneladas (7,8% del total; -31,0% anual).

Finalmente un tema que hay que tener en cuenta y que repercutiría en el sector ganadero argentino es el daño todavía incalculable que provocaron los incendios forestales e inundaciones

Fuente:

Publicidad