22 de enero de 2017 10:51 AM
Imprimir

Consumo de carne : No se recupera la demanda

El consumo por habitante de carne vacuna se ubicó en un promedio de 57,1 kilos durante el 2016. La cifra refleja el nivel más bajo de los últimos cinco años. Los cambios de hábito, entre los argumentos de este retroceso

El consumo por habitante de carne vacuna en el país se ubicó en 57,1 kilos durante 2016.

La cifra refleja el nivel más bajo de los últimos cinco años con una caída del 4,1% en la medición interanual, según indicó en su último informe la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra).

El estudio detalla que en 2016 la producción de carne vacuna se ubicó en las 2,667 millones de toneladas de res con hueso, lo que muestra una caída de 2,2% interanual.

Entre los factores que argumentan esta merma en los indicadores de la industria, el informe menciona que “hay un cambio cultural en el país. Hace 10 años Argentina consumía 19 kilos de pollo por año, hoy ese indicador llega a lo 46 kilos; y seis kilos de cerdo, hoy 16 kilos”.

Por otra parte técnicos de Ciccra destacaron que “el cambio de expectativas” con la llegada del nuevo gobierno a fines de 2015 “hizo que el productor se quede con las vacas y generó una menor oferta, lo que derivó en aumentos muy fuertes a comienzos del año pasado”.

“Los precios de la carne en 2017 no van a subir, porque va a haber una oferta muy abundante”, aseguraron desde la entidad

Durante el último mes del año pasado la carne vacuna se abarató con relación a la porcina en 1,7% y a la carne aviar en 1,6%.

“Existe consenso generalizado acerca de que los contextos macroeconómicos internacional y local hacen que nuestro sector tenga poca competitividad frente a nuestros competidores”, analizó la entidad en el sondeo.

En ese sentido, destacó que el Ejecutivo “resolvió mejorar el tipo de cambio por medio de la reimplantación de los reintegros a las exportaciones, lo que mejora las posibilidades de exportación”.

El análisis arrojó que las exportaciones de carne vacuna certificadas por el Senasa se ubicaron en 13.006 toneladas durante noviembre de 2016 y resultaron 38,2% mayores a las registradas en noviembre de 2015.

“En los primeros once meses del año pasado las ventas en el exterior de carne vacuna exhibieron una recuperación de 8% anual”, consideró el informe.

Los ingresos asociados a estas ventas fueron de 888,5 millones de dólares, lo que implicó una mejora de 8,2% anual.

“Ante el volumen de producción esperado, para evitar la caída de los precios del ganado, será necesario duplicar las exportaciones”, consideró Ciccra, aunque subrayó que “ese objetivo parece difícil de alcanzar, dado que si bien el reintegro reimplantado mejora las posibilidades de exportar, resultaría exiguo para lograr duplicarlas”.

Según el estudio, la industria frigorífica vacuna cerró el año con el mayor nivel de faena en quince meses, explicado “en gran medida por el fuerte crecimiento de la faena de hembras”.

“La Argentina, a raíz del gobierno anterior, perdió 12 millones de cabezas de bovinos; y el actual recuperó 2 millones”.
Miguel Schiariti, presidente de la Ciccra.
Datos clave
4,1%

fue la caída interanual que registró el consumo de carne vacuna en el país durante el año pasado.
u$s 900

es la facturación externa que registró la actividad durante todo el 2016.
2,7

fue la producción de carne vacuna registrada en el 2016, en millones de toneladas de res con hueso, lo que muestra una caída de 2,2% interanual.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Rio Negro

Publicidad