23 de enero de 2017 11:29 AM
Imprimir

“El campo no está bien”

“Se vienen meses complicados y de fuertes reclamos por parte de los productores. El campo no está bien”.

La frase lleva la firma de Matías de Velazco, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP). Y si bien fue el cierre de la charla que tuvo con LA VOZ DEL PUEBLO el productor de Adolfo Gonzales Chaves, es la mejor síntesis para describir el tono en que se dio la entrevista. La preocupación por las consecuencias que está teniendo sobre distintas regiones productivas el accionar del clima y hasta un incipiente malestar con los gobiernos provincial y nacional ante la falta de respuestas frente problemas puntuales que se vienen planteando desde que asumieron. El inconveniente mayor, la alta carga impositiva que sigue soportando el campo.

– ¿Qué análisis hacés de lo que está pasando desde el punto de vista climático, con inundaciones en el norte e incendios en el sur?

– Esto que está pasando demuestra que la producción en el campo es complicada. Entonces, en esos momentos que el campo tiene superávit, no hay que hablar de renta extraordinaria, porque en realidad lo que hace el productor en ese período es guardar porque después siempre vienen momentos complicados. Ahora bien, todas las retenciones que siempre tuvo la producción, y la que mantiene hoy la soja, cuando te pasa esto no vuelven, no te dan una mano.

– ¿La Ley de Emergencia no alcanza?

– Hay que convenir que la Ley de Emergencia que hay es una aspirina para una persona que tiene un tumor. Si bien bien hay buena voluntad y predisposición por parte de los gobiernos de Buenos Aires, La Pampa y nacional -cuestión que hay que reconocer- con las herramientas que existen actualmente no se logra una solución. Y la verdad es que al país lo va a sacar adelante el sector productivo, el Estado como generador y distribuidor de riquezas no anda y la prueba son los índices que tenemos de pobreza e de indigencia. Entonces, como pasó siempre, el país va a salir de la mano de la producción. Pero para eso hay que darle el lugar que se merece y dejar actuar al sector.

– ¿Qué acciones habría que llevar adelante para ayudar a los productores afectados por los eventos climáticos?

– Primero, empezar a trabajar en las líneas crediticias para recomponer infraestructura. A los productores del sudoeste bonaerense y del este pampeano que se le quemaron los alambrados no les sirven los seis meses de gracia. El alambrado es muy costoso de reponer, hay que hablar de 100 pesos el metro -entre mano de obra y material-. Y es algo que hay que hacer porque generás un problemón si no. ¿Cómo hacen los que son frentistas sobre rutas sin alambrados, o para que no se te mezcle la hacienda con el vecino? En este sentido, el ministro (Leonardo) Sarquís comentó que estaba haciendo un convenio con Acindar para lograr algún tipo de descuento. Porque sabemos que si hay demanda, los precios van a subir, lo mismo que de los postes y las varillas. Hay varias líneas crediticias del Banco Provincia, que hay que destacar que se portó muy bien en estos temas de emergencia. Pero esos productores necesitan más, por lo menos dos años de gracia… Hay que darle una mano a esa gente que está complicada.

– Y la zona de los incendios es a la que le redujeron la exención impositiva…

– Sí, esas zonas son las que le sacaron la exención del 70% en el Inmobiliario -pasó a ser del 35%-. Ahí lo que concretamente proponíamos es que de todos los partidos que abarcan el sudoeste, quitarle esa exención a los mejores distritos de la región, los que están más al norte, pero dejársela a los del más al sur, lo que siempre están más afectados, como Villarino y Patagones. Aunque sea hacerlo como una señal para esa gente, para que esa zona se mantenga poblada y productiva.

– La semana pasada te reuniste con el ministro Sarquís, ¿de qué tema hablaron?

– Por un lado todo lo relacionado a los impuestos del campo. Y hablamos de la relación entre los intendentes y el sector agropecuario, porque hay muchos partidos en los que se están creando sobretasas sobre la tasa a la hectárea, y también tenés muchos otros en los que te cobran la tasa a la hectárea y las máquinas no andan. Entonces se vuelca todo lo recaudado a gastos generales del municipio y los caminos no se arreglan, como puede ser el caso del Gonzales Chaves.

– Los gobiernos provincial y nacional ya llevan más de un año, ¿qué evaluación hacés al respecto?

– En el caso de la Provincia, previo a la votación del Presupuesto 2017 nos juntamos con bastante gente del Gobierno y de la oposición. Si bien el ministro Sarquís coincidía en algunos puntos que planteábamos, no tenía margen de maniobra. La impresión que yo tuve fue que el ministro de Economía (Hernán) Lacunza estaba muy concentrado en el presupuesto, pero excesivamente concentrado en la recaudación, y no sé si de la misma manera concentrado en los gastos. Ese es un tema que tocamos tanto a nivel nacional como provincial: el Estado tiene que hacer un ajuste, no puede ser la carga impositiva que estamos soportando los productores. No hay vuelta.

– Ese reclamo el sector ya lo planteó durante 2016.

– Sí, pero no se ha modificado en nada. Por más que ahora el ingeniero (Mauricio) Macri esté haciendo hincapié en eso, lo que tiene que hacer es poner manos a la obra. Tiene que empezar a hacer las cosas, porque comienza a haber descontento, disconformidad, y la verdad es que a todos nos sirve que al Gobierno le vaya bien -a este y a todos los que vengan-. Necesitamos que Argentina de un vuelco, si no es un país inviable.

– ¿En qué consta el vuelco que debe dar?

Para que le vaya bien tiene que hacer las cosas bien. Hay ajustes que ha pedido la gente y no los han hecho. Concretamente, el 28 de diciembre tuvimos una reunión en La Plata con varios ministros, y al de Economía le planteamos varios temas. Pero el nos dijo que no podía hacer nada porque no le daban los números. Incluso dijo que hasta que la Provincia no recupere la coparticipación que le corresponde, no va a poder hacer nada. Nosotros entendemos que se trata de realizar una recomposición y reorganización del Estado. Y para eso se necesita tiempo, está, pero ya hay que ir solucionando las cosas. Ya pasó la herencia, hay que empezar a solucionar los temas. Estos funcionarios, tanto a nivel nacional como provincial, tienen una oportunidad histórica que no pueden desaprovechar. Tienen sobre sus hombros la responsabilidad de hacer algo por el país, arrancaron con el apoyo de la gente, bueno, manos a la obra.

—0—

La Mesa Redonda y la calidad del trigo

El presidente de CARBAP apoyó la decisión de realizar nuevamente la Mesa Redonda en el marco de la Fiesta Provincial del Trigo, aunque también manifestó que “es importante poder decir las cosas como son sin que se ofenda nadie”. Esto tiene que ver con que uno de los mayores intereses es que se siente a debatir el sector molinero, que el año pasado estuvo ausente, para acercar posiciones respecto la comercialización del trigo de calidad.

“Hemos tenido una cosecha de trigo muy buena en calidad, e históricamente lo que ha pasado es que la molinería, cuando hay volumen de calidad, no la paga. Entonces, eso hay que decirlo públicamente”, aseguró De Velazco.

“¿Qué se puede hacer? Ese planteo es el mismo que se viene dando hace varios años en la lechería. ¿Puede intervenir el Estado de alguna manera para que no haya una apropiación de la renta en la cadena comercial? En la lechería no lo hizo. Y en el trigo… El tema lo hablamos con el ministro Sarquís e hizo una seña como diciendo otro problema más. Veremos cómo sigue el tema, pero no nos olvidamos que tanto desde la Provincia como de la Nación nos empujaron a hacer trigos de calidad…”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Voz del Pueblo - Tres Arroyos

Publicidad