24 de enero de 2017 13:33 PM
Imprimir

Lanzan nuevas estrategias para combatir las garrapatas en el ganado bovino

Con el cambio climático, la presencia de garrapatas en la ganadería se incrementa. Una nueva guía presenta estrategias y recomendaciones para combatir y prevenir las enfermedades que transmiten.

El 80% de la ganadería bovina a nivel mundial enfrenta un enemigo común: las garrapatas. Este problema está presente en casi todos los países del hemisferio occidental y afecta la salud y el bienestar rural, el suministro de proteína de calidad y la productividad de este rubro estratégico para las economías de las Américas.

La presencia de garrapatas se agudiza en situaciones de cambio climático, ya que facilita que éstas surjan en áreas donde no existían previamente en las cuales hay poca experiencia para la prevención y el control de las garrapatas y de los agentes que transmiten.

Ante esta situación, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Universidad de La Salle, Colombia, ponen a disposición una Guía para el manejo de garrapatas y adaptación al cambio climático, documento con el que esperan facilitar la comunicación del productor con los servicios veterinarios para hacer más eficiente y sostenible el combate de estos animales.

El documento titulado Las garrapatas del ganado bovino y los agentes de enfermedad que transmiten en escenarios epidemiológicos de cambio climático está disponible de manera gratuita en www.iica.int.

La creciente demanda de proteína animal a nivel mundial genera oportunidades de crecimiento para la ganadería, pero estas pueden verse reducidas por la presencia de enfermedades en los bovinos, ya que pueden provocar afectaciones al comercio, la productividad y la salud pública.

“Las garrapatas constituyen verdadero desafío para una ganadería sustentable y la inocuidad de los productos originados en la industria animal”, aseguró Jaime Romero, especialista del IICA en Sanidad Agropecuaria e Inocuidad de los Alimentos y coautor de la guía.

Según se explica en el documento, las estrategias de mitigación tradicionales se centran en la aplicación de acaricidas o en el uso de productos biológicos. Sin embargo, el mal manejo de insumos veterinarios, la resistencia que las garrapatas han desarrollado a los acaricidas, los cambios del clima que favorecen la presencia de los agentes de enfermedad y el deterioro del ambiente, han motivado la búsqueda de nuevas metodologías para enfrentarlas.

IICA

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad