24 de enero de 2017 15:23 PM
Imprimir

Pan demasiado tostado, patatas muy fritas… los riesgos de la acrilamida

Se trata de una afirmación polémica, ya que, poco después de producirse este anuncio, la organización británica Cancer Research puntualizó que no está probado este vínculo

Cocinar en exceso alimentos como las patatas o las tostadas produce la aparición de una sustancia química conocida como acrilamida, un compuesto orgánico cuyo consumo podría provocar cáncer, tal y como advierte este lunes la Agencia británica de Normas Alimentarias (FSA). De todos modos, se trata de una afirmación polémica, ya que, poco después de producirse este anuncio, la organización británica Cancer Research puntualizó que no está probado este vínculo entre la acrilamida y las enfermedades oncológicas en humanos.

La Agencia británica de Normas Alimentarias no es la primera en asegurar que el consumo de este compuesto supone un peligro para la salud, puesto que instituciones similares, como es el caso de su homóloga a nivel europeo (EFSA), también han denunciado los riesgos que conlleva la ingesta de acrilamida: “Expertos del Panel de Contaminantes en la Cadena Alimentaria de la EFSA confirmaron las evaluaciones anteriores que aseguraban que la acrilamida en los alimentos aumenta de forma potencial el riesgo de desarrollar cáncer por parte de los consumidores”, defiende la agencia en un informe elaborado en 2015.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad