28 de enero de 2017 10:00 AM
Imprimir

Uso e importancia de las cuñas de las vacas lecheras

La descripción de un animal que cuenta con una gran actitud lechera se asocia con un modelo esquemático representado por un triple triángulo, que se conoce como cuña. Existen 3: lateral, frontal y dorsal.
Con la ayuda de las cuñas se pueden identificar los mejores ejemplares en producción, con una adecuada conformación muscular y producción láctea y con las características propias de determinada raza.
Felipe Aristizábal, médico veterinario-zootecnista y especialista en producción láctea explicó que las cuñas lecheras están relacionadas con la caracterización de fenotipo o con la expresión del tipo racial de determinada vaca.
Asimismo indicó que este concepto hace referencia a la condición física del animal, es decir, a lo que se puede ver.
“Las cuñas lecheras son un indicador de biotipo. Con ellas se puede encontrar el animal que reúna todos los caracteres que sirvan para considerarlo como un tipo representativo de su especie”, expuso.
Según el experto, con las cuñas se busca encontrar el biotipo que se adapte a tener las mejores condiciones para producir leche.
Dentro de las características que deben tener estos animales están la angulosidad, huesos finos, costillas arqueadas, amplia capacidad abdominal, pecho ancho, profundidad, entre otras.
En ese sentido, Aristizábal señaló que cuando desde la observación se pueden percibir los aspectos mencionados anteriormente, se infiere que la vaca reúne todas las cualidades para ser una gran productora.
Mariano Restrepo Flórez, presidente de la Asociación Regional de Ganaderos del Norte, Asoganorte, agremiación ubicada en Yarumal, indicó que cuando se habla de angulosidad, se hace referencia a la ‘apariencia de la vaca’.
Señaló que cuando se observa un animal con buenas características, se debe tener la percepción que este tiene forma de triángulo, es decir, delgado en la parte de adelante y ancho en la parte de atrás.
De acuerdo con los expertos, existen 3 tipos de cuñas: lateral, frontal y dorsal.
Lateral 
Si se observa a un animal de lado y se tiene en cuenta su línea superior e inferior, se evidenciará que estas no son paralelas, pues tienden a unirse en la parte de adelante. Si se prolongan imaginariamente se unirán delante de la cabeza.
Frontal 
Cuando un animal se analiza de frente, es posible imaginar 2 líneas que salen desde la cruz y cada una de ellas va bordeando sus brazos hasta llegar al suelo, allí se forma el segundo triángulo.
Dorsal
Esta cuña se construye al observar al ejemplar desde la parte de arriba. Si se dibujan 2 líneas imaginarias que parten cada una desde lado y lado de la cadera, para luego pasar por la espalda, al prolongarlas se unirán delante de la cabeza.
Este tipo de análisis del animal se puede realizar con la ayuda de la descripción lineal, la cual apunta a evaluar cualitativamente unos rasgos externos en función de la producción y el uso del bovino.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad