30 de enero de 2017 11:36 AM
Imprimir

Punto de quiebre al alza para la soja en u$s 400

En lo que va del presente año 2017, el precio de la soja en Chicago acumula un incremento cercano al 7% e incluso ha llegado a ganar cerca del 7% hacia mediados del mes de enero, impulsado principalmente por las afecciones que ha sufriendo el cultivo con el clima, básicamente en algunos sectores de la zona núcleo de nuestro país.

Ha sido de esta forma que en las últimas sesiones el precio de la oleaginosa ha llegado a testear niveles máximos de 396 dólares por tonelada en Chicago, alimentando las chances de armar una nueva tendencia ascendente en vista a los próximos meses.

En este sentido, resulta interesante repasar las condiciones técnicas del commodity, para a partir de ello poder determinar los parámetros de precio más importante a tener en cuenta e inferir hacia donde podría acceder el precio, principalmente teniendo en cuenta que estamos de 2 a 3 meses del comienzo de la cosecha argentina.

 

Expectativas técnicas para el precio de la soja Chicago

Entre los meses de junio y septiembre del pasado año 2016, el precio del commodity ha sufrido un fuerte ajuste, que ha pasado de niveles de 435 dólares hacia niveles de 343 dólares por tonelada para el mercado de Chicago; movimiento que estuvo impulsado principalmente por una fuerte salida de los fondos especulativos de sus posiciones compradas, en la medida que se confirmaba otro ciclo de super-cosecha estadounidense para la oleaginosa.

Sin embargo, aun cuando las condiciones fundamentales no habían cambiado demasiado hacia los meses de cosecha estadounidense, ya que se confirmaba un record de  114 millones de toneladas de producción y el dólar en el mundo se apreciaba a su máximo de 14 años, el precio de la soja lentamente comenzó a recuperar posiciones, para actualmente regresar hacia las instancias mencionadas de 390-396 dólares por tonelada, lo que da cuenta a un mercado que no sólo había perdido claramente fuerza vendedora, sino que al mismo tiempo quedaba propicio para practicar una salida alcista al momento que dicho fundamental mejore.

Hoy, con el factor clima en la mesa, el mercado de soja encuentra entonces la mejor excusa para comenzar a escalar posiciones y creemos que este avance podría acentuarse hacia las próximas semanas e incluso los próximos meses. En efecto, nuestra lectura técnica considera que la baja de soja observada entre los meses de junio y septiembre del pasado año 2016 ha sido de carácter correctiva, definida por el trayecto de avance previo que nace en los mínimos del 2015. Las instancias de mínimos conseguidos en torno a los 345-340 dólares se muestra como la principal área de contención de esta corrección y dada la respuesta que han tenido los precios desde esos niveles en los últimos meses, bien podríamos considerar que desde allí el avance de soja ha quedado retomado, inicialmente buscando llevar los precios de regreso hacia los máximos de junio pasado en los 435 dólares y más tarde buscando objetivos más ambiciosos en los 445-450 dólares e incluso los 475 dólares por tonelada; movimiento que buscaría recortar las fuertes pérdidas sufridas por el commodity entre los máximos históricos del año 2012 y los mínimos conseguidos el pasado año 2015.

En relación a lo propuesto, toda nuestra atención actualmente se centra en la resistencia de 400-405 dólares, área donde se concentran retrocesos de Fibonacci de la baja desde los máximos de junio e incluso por donde pasa actualmente el promedio móvil de 200 semanas, que por cierto ha sabido contener el avance en la primera mitad del presente año. Actualmente un quiebre alcista de esta zona libera tendencia alcista y los precios estarían en condiciones de buscar hacia adelante los objetivos de 445-450 dólares, al menos.

Actualmente sólo en caso que los precios de este commodity fallen en superar la zona de 400-405 dólares y ante ello reviertan a la baja generando un quiebre de la zona de la zona de 360-355 dólares, nuestras expectativas de alza directa para la oleaginosa quedará comprometida y en tal caso los precios quedarían vulnerables, mínimamente de regresar hacia instancias de mínimos de agosto y septiembre pasado en torno a los 345-340 dolares por tonelada.

 

Soja local

En el plano local, el precio de la soja ha pasado de niveles máximos de 325.5 dólares en junio hacia los mínimos testeados por el contrato de mayo/17 en instancias de 250 dólares por tonelada. Ha sido desde esas instancias de mínimos desde donde se habilitó la recuperación de los últimos meses hacia instancias de 276 dólares por tonelada y desde allí vimos el recorte de las últimas sesiones.

En línea con nuestras expectativas propuestas para este commodity en el mercado de Chicago, entendemos que esta recuperación de la soja debería ser mayor hacia las próximas semanas, la cual debería llevar los precios mínimamente hacia objetivos de 277-280 dólares e incluso con posibilidades de escalar hacia instancias superiores en los 290-297 dólares; área representada por el 61.8% de recuperación a todo el trayecto bajista desarrollado desde los máximos de junio pasado. Finalmente un quiebre alcista de esa zona será necesario para la liberación de avances más importantes.

Mientras tanto, el recorte en curso debería considerarse menor y con soporte en la zona de 270-265 dólares o bien fallar en un quiebre bajista de los 262-260 dólares, para finalmente luego el avance de soja continúe su curso hacia los objetivos alcistas arriba propuestos. Solamente en caso que tengamos debilidades por debajo de los 260 dólares, estaremos comprometiendo este optimismo mayor directo para la oleaginosa. Veremos…

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agroeducacion

Publicidad