31 de enero de 2017 13:58 PM
Imprimir

Conozca los factores que generan confort en terneros

Existen diferentes tipos de crianza para terneros en los que se tienen en cuenta aspectos relacionados con el confort y el área de descanso es uno ellos. Esto implica contar con instalaciones cómodas y asépticas.
Es importante que en el lugar que se disponga para la crianza el ternero pueda echarse, tenga espacio para moverse y cuente con suficiente agua y comida.
En clima frío, algunos ganaderos optan por crear unas especies de ‘camas’ en los corrales con materiales como la paja para que el animal pueda conservar su temperatura corporal; en regiones cálidas, los productores prefieren contar con jaulas con suelos o superficies que se puedan limpiar fácilmente.
Iván Darío Cruz Zambrano, médico veterinario y experto en manejo animal, explicó que la crianza de los animales depende del sistema de producción que se tenga. En las ganaderías enfocadas a la lechería especializada, los terneros usualmente están en sala cuna o se mantienen con balde – estaca.
En ciertas ganaderías ubicadas en zonas con bajas temperaturas, los animales se ubican en sala cuna o terneriles en donde cuentan con un área de descanso o ‘camas’ que pueden ser hechas con paja, virutas, cascarillas, aserrines.
En ellas los terneros tienen la posibilidad de formar una especie de nido que les permite mantener su calor corporal. En el caso en el que el material utilizado sea paja, esta no debe tener más de un 35 % de humedad y un espesor de más de 15 centímetros.
Lo ideal es que los animales puedan cubrir sus extremidades con este ‘colchón’ pues este no solo les permitirá evitar la pérdida de calor, sino la aparición de enfermedades respiratorias.
Tanto en la sala cuna como en la crianza balde – estaca, se les suministran todos sus requerimientos nutricionales y se supervisa toda la parte sanitaria.
Julián Saade, ganadero de lechería especializada, explicó que en su finca él tiene a los terneros en corrales individuales con pisos a cierta altura del suelo, similar al de las porquerizas, en los que pueden orinar y defecar. Esos desechos caen al suelo, se limpian y sus camas siempre se mantienen seca y limpias.
El ganadero mantiene los animales en sus corrales durante los 2 primeros meses de vida, momento en el que ya cuentan con suficientes defensas. Asimismo, les brinda leche 2 veces al día y concentrado y agua a voluntad.
Según Saade, este sistema le brinda comodidad a los terneros y permite tener bajo control el tema sanitario.
Este tipo de crianza permite que el desarrollo sea mucho más precoz, seguro y las enfermedades y la mortandad se disminuyen a un mínimo porcentaje. Además, un animal sin estrés va ser mucho más productivo que otro que no cuente con las condiciones mínimas de confort”, aseveró.
Algunos ganaderos consideran que entre más controlado sea el ambiente en el que crecen los terneros, mejor va a ser su desarrollo porque pierden menos energía, reciben sus raciones de comida completas y cuentan con mejores condiciones de confort.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad