10 de febrero de 2017 01:38 AM
Imprimir

España : Gay de Liébana: “Los robots y drones invadirán el agro y eliminarán muchos empleos”

El economista dice que son "buenos" desde el punto de vista económico, pero no del humano: "No saben de horas extras, bajas o vacaciones"

El sector agroalimentario se enfrentará a muchos retos en los próximos años como la realización de una fuerte apuesta tecnológica, la necesidad de ganar dimensión y de tomar posiciones fuera de nuestras fronteras. Así lo avanzó ayer el economista y profesor de Economía y Contabilidad de la Universidad de Barcelona José María Gay de Liébana, en un encuentro con empresarios organizado por Unicaja en Sevilla dentro de su ciclo de jornadas Enclave Empresarial.

En un abarrotado auditorio, el mediático analista, invitado para ahondar en la importancia y los desafíos del agro, reconoció que este sector a día de hoy “todavía realiza una apuesta temerosa por la tecnología”, algo que conminó a cambiar: “Tienen que invertir en robots y en drones. Éstos no saben de horas extras, de bajas, de derechos, de vacaciones”, afirmó. “Una gran explotación agraria se podrá gestionar con un solo ingeniero y un dron; éstos acabarán invadiendo el agro”, indicó. El profesor reconoció que esto será “bueno” desde el punto de vista de la eficiencia económica, pero “humanamente será otra cosa”. “Generará un problema realmente fuerte: el robot inteligente o el humanoide nos echará de nuestros trabajos, habrá mucha gente que quede fuera del mercado laboral”, abundó. En un campo, dijo, en el que hoy trabajen 50 personas, quedarán cinco o diez en muy poco tiempo. “Contra esto no se puede hacer nada: o paras el progreso o te adaptas a él”, sentenció. Pero, entonces, ¿quién cotizará a la Seguridad Social y pagará el IRPF? “En el parlamento europeo ya se está pensando en todo esto y se está regulando la situación de las personas electrónicas, los robots humanoides”, aseguró.

Para Gay de Liébana, recolocar a las personas que se queden sin empleo en el agro será difícil, sobre todo, por su baja cualificación. “Habría que recurrir a sectores intensivos en mano de obra, es decir, volver a la construcción; ahora sería el momento de construir líneas del AVE, de ampliar aeropuertos y de elevar el gasto público para que redundara en el sector privado y en la contratación de gente que está poco cualificada”, dijo.

El economista criticó que el sector agroalimentario “no tiene claro cuál debe ser su dimensión”. Por ello, instó a crecer por cualquier vía: de forma orgánica, a través de adquisiciones o de alianzas “para comerse el mundo”. En la actualidad, indicó, el 70% de las exportaciones agroalimentarias se dirigen a la Unión Europea, pero hay otros mercados “interesantes” como EEUU -ver texto adjunto-, China o Japón. Admitió que el Brexit “nos tiene que preocupar” no sólo porque la debilidad de la libra resta poder adquisitivo a los ingleses y “obliga a reducir los márgenes aquí para poder vender allí”, sino también porque a España llegarán hordas de empresas extranjeras a las que les costará entrar en Reino Unido”, concluyó.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad