14 de febrero de 2017 00:43 AM
Imprimir

“El fuego mata todo” y otros mitos a la hora de comer sin peligros

Como 'inocuidad alimentaria' se define a las condiciones y prácticas que preservan la calidad de los alimentos para prevenir la contaminación y, por ende, algunas enfermedades. Todos los días manejamos alimentos, los trasladamos y cocinamos. Parece sencillo, por lo cotidiano, pero hay que hacerlo de forma segura.

Si bien a veces se usan de forma indistinta, inocuidad alimentaria no es lo mismo que ‘seguridad alimentaria’. Esta última es más amplia, abarca incluso variables sociales. La inocuidad, en cambio, refiere específicamente a cómo bajar el riesgo de contaminar un alimento cuando lo vas a comprar, trasladar o cocinar en tu hogar.

Para ahondar en este tema, en Zona Violeta hablamos con la argentina Mariana Koppman, quien junto a María Claudia Degrossi y Roxana Furman formó el grupo Cazabacterias, que se dedica a difundir información sobre inocuidad alimentaria.
Todo surgió a partir de una charla que brindaron las tres en conjunto en 2013, ya que abordaban el tema desde ópticas distintas. Mariana Koppman estudió bioquímica y cocina, María Claudia Degrossi es doctora en química con especialización en bromatología y Roxana Furman es licenciada en tecnología industrial de los alimentos.

A partir de aquella charla, decidieron unirse y formar un equipo de trabajo que se dedica a la consultoría en seguridad e higiene de los alimentos. Se bautizaron Cazabacterias y editaron un libro bajo el mismo nombre.

 

Koppman explicó que, si bien todos manipulamos comida constantemente, cometemos “más errores de los que imaginamos”, en general basados en creencias erróneas, como que “el fuego mata todo”. Ella nos contó cuáles son las equivocaciones más comunes, reveló los pilares en torno a la higiene alimentaria y dio consejos fundamentales para sentarnos a la mesa de forma segura.

“Hay un pequeño cambio pero todavía es muy leve. Hay mucha preocupación por los alimentos pero desde el punto de vista nutricional. Desde la inocuidad, todavía nos falta un montón”, sentenció.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad