25 de febrero de 2017 11:31 AM
Imprimir

Simplifican trámites para los operadores del agro y avanzan contra la evasión en la carne

Avanzan contra la evasión en la carne.

El Gobierno formalizó hoy en el Boletín Oficial la creación de un nuevo Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA), que reemplaza al anterior buscando la simplificación de trámites en general. Además, avanzó en nuevas resoluciones para que el próximo miércoles entre en vigor el sistema por el cual sólo se podrá faenar hacienda previo pago de un anticipo de IVA e ingresos brutos en la provincia de Buenos Aires (se espera que luego se sumen otra provincias clave, como Córdoba y Santa Fe), medida que apunta a evitar la evasión de matarifes ocultos bajo otros establecimientos.

“Con esto hay una simplificación enorme de los trámites. No hay que reempadronarse, el que está ordenado sigue y para los nuevos operadores hay menos requisitos. No va haber una reinscripción anual, sino pagando un arancel estás inscripto”, expresó a La Nación Marcelo Rossi, subsecretario de Control Comercial Agropecuario (SUCCA). Más allá de esta simplificación, ese organismo podrá en cualquier momento del año hacer el requisitorio que crea conveniente a los operadores. “Es menos papeles y más fiscalización”, precisó el funcionario.

Según Rossi, la norma pretende evitar la duplicidad de requisitos, como venía ocurriendo. Los feedlots, por ejemplo, en el nuevo RUCA ya serán considerados inscriptos por estar en el Senasa. No tienen que ir con papeles ni pagar el arancel para estar en el RUCA.

En el RUCA también se incorporan categorías nuevas, entre ellas algodón, lana, azúcar y frutas y hortalizas. Para más adelante también se prevé el ingreso de la yerba mate.

“Todo esto tiene seis meses de consultas con la cadena agroindustrial”, indicó Rossi sobre el nuevo RUCA.

En carne, un punto clave es la creación de un fondo de garantía que tendrán que poner los frigoríficos ante el Banco Nacion para que en el caso de un incumplimiento de impuestos por parte de sus usuarios de faena (matarifes) el Estado se cobre de ese fondo.

Esto último va en línea también con el control de la informalidad y con la entrada en vigor el próximo miércoles del sistema por el cual quien quiera faenar hacienda tendrá que anticipar IVA e ingresos brutos en la provincia de Buenos Aires, donde se hace más del 40% de la faena. El sistema funciona como un bloqueo del animal ingresado a una planta y sólo habilita su faena, en cuestión de minutos, una vez confirmado el pago electrónico vía los bancos a la AFIP.

“El objetivo es blanquear a todos los matarifes ocultos”, señaló Rossi.

En IVA son 50 pesos por animal para la planta de faena y 40 pesos para el usuario (matarife), pero se estima que luego estos valores subirán a 65/70 para los primeros y 30/35 para los segundos. Con esto se apunta a que cada operador se haga cargo de su propia faena, evitando que se escapen pagos.

Entre las normas, en el Boletín Oficial se conoció la adhesión de la provincia de Buenos Aires, vía la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA), para el anticipo de lo que corresponde por la alícuota del 0,5% para ingresos brutos. Para este tributo, se tendrá que pagar solo 5 pesos por animal, el 10% del monto que correspondería. Según trascendió, la misma industria frigorífica estuvo pidiendo que ARBA suba ese valor. “Ese valor es insignificante”, indicó una fuente del sector. En esta línea, Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), se interrogó: “¿qué es lo que motiva a que ARBA quiera recaudar menos del 10% de lo que podría recaudar? Va a recaudar $ 40 millones cuando podría recaudar 350 millones de pesos. Es una injustificada decisión; probablemente esto ponga en peligro el funcionamiento del blanqueo de la actividad”.

En tanto, desde ARBA, Gastón Fossati, director, destacó el trabajo conjunto con la AFIP. “Junto a la AFIP y el Ministerio de Agroindustria nacional trabajamos para formalizar la actividad en el sector de la carne y poder seguir disminuyendo la presión tributaria sobre los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones”, dijo.

La provincia este año bajó la alícuota de Ingresos Brutos para los frigoríficos de 1,75% a 0,5% por ciento.

“Como parte de las intensificaciones de las acciones de control, ambos organismos estableceremos a partir del 1 de marzo un régimen unificado de pago a cuenta de los impuestos sobre los Ingresos Brutos e IVA que será condición necesaria para la habilitación correspondiente de la faena”, señaló Fossati.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad