27 de febrero de 2017 10:23 AM
Imprimir

Presidente de Asoex: “Chile goza de nuevo status en China como principal proveedor mundial de fruta fresca”

Según informó este miércoles la embajada chilena, en 2016 Chile se convirtió en el primer país exportador de fruta fresca a China, con un crecimiento del 22% y envíos que totalizaron US$1.210 millones liderados por las cerezas frescas.

Hace nueve años, las frutas locales sólo representaban el 7% de la participación en el mercado del gigante asiático y hoy han desplazado a Tailandia, Vietnam y Estados Unidos, alcanzando el 21% de participación en las internaciones totales de este tipo de productos en China. Las frutas chilenas que se envían al mercado Chino son uva de mesa, cerezas y ciruelas, en ese orden, las que representan, en conjunto, el 80% del volumen exportado la última temporada a ese país. Después le siguen kiwis, manzanas, paltas y arándanos.

 

¿Qué oportunidades abre para las exportaciones de fruta chilena el haber sido el principal exportador de fruta a China el 2016? Para el presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile A.G –ASOEX-, Ronald Bown, Chile ya es reconocido en China como un proveedor de fruta fresca confiable y de calidad. “El trabajo realizado estos años ha permitido que cerezas, paltas, kiwis y uva de mesa, estén siendo cada vez más conocidos y demandados por esta población, abriendo mayores oportunidades para nuestra fruta. Adicionalmente, se ha incorporado recientemente a los nectarines y esperamos que en la próxima temporada, alrededor del 50% de ellos tenga a dicho mercado como destino”, afirma.

 

En opinión del embajador de Chile en China, Jorge Heine, las perspectivas para los envíos de fruta fresca son “positivas” gracias a “la creciente demanda de los consumidores chinos”, de forma que para la temporada 2017-2018 se espera que el valor total de la exportación de nectarines alcance los US$55 millones. Heine destacó las “enormes oportunidades” que existen en China, fundamentalmente por el acelerado aumento de la clase media, que demanda productos alimenticios de primer nivel.

 

Sin embargo, como detalla Bown, este crecimiento involucra también desafíos en diferentes ámbitos:

Calidad: El consumidor chino es muy exigente y paga bien por un producto de primera calidad y excelente condición. La selección de la fruta debe ser rigurosa, el empaque debe ser perfecto. Cada mejora en el proceso logístico es un aporte en este sentido.

 

Consumidores: El consumidor chino está muy orientado a la comida saludable y de calidad, valorando positivamente todo lo importado. Chile ha comenzado a posicionarse como un país de alimentos diferenciados, lo que nos permitirá seguir aumentando el consumo per cápita y también ir aumentando los consumidores que tienen acceso a nuestra fruta fresca. Para esto último resulta clave seguir incorporando nuevas ciudades regionales dentro de la cadena de abastecimiento, las que deben contar con el apoyo de actividades promocionales.

 

Interno: Seguir cuidando la fitosanidad de Chile, a través del fortalecimiento de la labor del SAG, y aportando a la inocuidad alimentaria, por medio de buenas prácticas agrícolas y la futura formalización de ACHIPIA como Agencia Oficial de Inocuidad Alimentaria del país.

 

Según datos de ASOEX, habiendo terminado ya la temporada de cerezas y arándanos, se registró un crecimiento de 11% en las primeras y de 74% en los segundos. Para el resto de las especies, no es posible aún hacer proyecciones por mercados específicos, pero existe una visión positiva en los volúmenes a exportar hacia este mercado, por lo que esta temporada se están realizando campañas promocionales con foco en el consumidor y acciones a nivel del comercio para arándanos, cerezas y paltas, así como también una campaña destinada a la habilitación de mercado de nuevas especies.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: SimFRUIT

Publicidad