9 de marzo de 2017 05:31 AM
Imprimir

Apuran definición sobre cuotas y barcos de Alpesca

El rechazo a la apelación de la cautelar acelera las conversaciones entre el Gobierno de Chubut y Red Chamber por los bienes que hay en juego: 14 mil toneladas de CITC de merluza, cinco permisos provinciales, cuatro fresqueros de altura y tres congeladores tangoneros, además de la planta de Madryn.

El plazo del 1 de marzo para redefinir las condiciones contractuales entre el Estado provincial y la compañía estadounidense Red Chamber, por el uso de los bienes de Alpesca, se había fijado en enero pasado cuando el presidente de la empresa Ming Bin Kou estuvo en Chubut para confirmar la intención de la firma de continuar con las inversiones en esa provincia.

Las dilaciones fueron varias, y una de ellas obedecía al marco de inseguridad jurídica que había respecto de la potestad del Estado provincial en cuanto a los bienes pertenecientes a una sociedad anónima en proceso de expropiación, como lo es Alpesca. El fallo de la justicia federal de Rawson legitimando a la Provincia para el uso y disposición de la planta de procesamiento de Puerto Madryn, las cuotas de captura, los permisos de pesca y los buques de Alpesca, despejó en gran medida cierta incertidumbre que había sobre el esquema de alquiler que el Estado mantiene con Red Chamber.

La anterior administración provincial firmó en el mes de noviembre de 2014 un contrato de arrendamiento con RCA, por medio del cual se le entregaban en concesión la planta de Alpesca, los siete barcos, tres congeladores y cuatro fresqueros, y podía disponer de la cuota de merluza hubbsi. A cambio, la empresa debía ir incorporando paulatinamente a los extrabajadores de Alpesca. El contrato no pudo ser cumplido por las partes. La Provincia no pudo entregar los buques ni el uso de las CITC, y la firma incorporó hasta el momento a alrededor de 350 empleados.

Entre ese acuerdo original, la Legislatura de Chubut autorizó cinco permisos costeros provinciales para la pesca de langostino desde el puerto de Rawson, hoy la principal y única fuente de abastecimiento de materia prima para la planta madrynense.

Ahora, ya despejada la situación legal, el gobierno de Chubut apura definiciones por parte de la empresa norteamericana sobre qué barcos o permisos pretende utilizar de los siete originales de Alpesca.

La firma pretendería focalizar su negocio con el langostino y habría perdido interés respecto de la flota fresquera de Alpesca, aunque lo que está en juego es una cuota de 14 mil toneladas de merluza hubbsi.

El Estado chubutense tiene legitimado el uso, sesión o concesión de la CITC de Alpesca que está compuesta por los siguientes porcentajes correspondiente a siete barcos: Cabo Buena Esperanza (0,6254%); Cabo Dos Bahías (0,6254%); Cabo San Sebastián (1,0113%); Cabo Vírgenes (1,0960%); Promarsa I (0,6434%); Promarsa II (0,5328%); Promarsa III (0,5328%). En consecuencia, una cuota total de 5,0671 por ciento de la Captura Máxima Permisible de la especie merluza común, que para el caso de este año 2017 fue fijada en 290 mil toneladas al sur del paralelo 41° Sur; ello representa catorce mil seiscientas noventa y cuatro toneladas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Revista Puerto - Mar del Plata

Publicidad