12 de marzo de 2017 10:58 AM
Imprimir

Los temas del agro en un país “normalizado”

•El titular de CRA, Dardo Chiesa, destacó las acciones del gobierno nacional para recuperar la normalidad, pero remarcó que “faltan muchas cosas por hacer”. Pidió iniciar el debate para una reforma impositiva que disminuya los altos costos del sector.

Como cada año, Expoagro se constituyó en tribuna para la dirigencia del sector agropecuario. A diferencia de la anterior, cuando el giro político nacional era tan reciente como bienvenido, ahora hubo balance de lo actuado por la gestión de Mauricio Macri y planteos concretos.

“El gobierno nos devolvió la normalidad”, celebró Dardo Chiesa, presidente de CRA, en diálogo con Campolitoral, en referencia a la quita de trabas comerciales (cepo a la exportación, retenciones), una situación que viven otros países. Pero, aunque la relación es buena con las autoridades, “faltan muchas cosas por resolver”, reclamó.

A nivel macro, mencionó el atraso cambiario pero sin pedir devaluación sino una “reforma impositiva importante” para bajar los costos y darle mayor competitividad a la producción nacional. Por ejemplo, refirió que las peras y los arándanos valen 60% y 50% más -respectivamente- que las frutas de países competidores. Frente a situaciones como esta, solicitó “reformular los costos laborales”. También citó el caso de la lechería, con una seria crisis en la producción y la industria “y un gremio como Atilra pidiendo un 49% de aumento de sueldo”. En tal sentido demandó conformar “una mesa y sentarnos todos para ver cómo salimos de esto”, algo que no han podido lograr en el ámbito del Ministerio de la Producción que conduce Francisco Cabrera.

“Estamos caros”

“La verdad que estamos caros” dijo Chiesa respecto a la inserción en el comercio internacional. “Tenemos un 50% de impuesto en todo lo que hacemos; patagonia es el 70% de carga laboral”, lamentó.

Según el dirigente el país tiene los productos, los mercados y la calidad; pero el mundo hace negocios y compra calidad, precio y volumen. “Tenemos que trabajar en los precios, que es lo que no tenemos”, afirmó, aunque aclaró que “no es devaluar, sino trabajar en los costos; esa es la materia pendiente”.

“En CRA nos preocupa, y mucho, que la reforma impositiva está planteada para 2018, porque se nos va una campaña; quisiéramos que ya se estuviera debatiendo”, indicó el dirigente, porque “aunque no esté listo (el proyecto), en el debate ya se anticipa lo que ocurrirá el año próximo, entonces generás inversiones”. Según su visión, “a veces no hace falta que esté la medida (para generar confianza en los inversores), hace falta que esté el debate; y eso está faltando”.

La propuesta de la entidad consiste en bajar el costo laboral, “no el sueldo al trabajador pero sí las cargas sociales (aportes y contribuciones)”, aclaró Chiesa. En Patagonia, aseguró, tienen 20% extra por zona inhóspita que antes se podía descontar de ganancias y hoy no. “Es un castigo adicional por tomar un empleado en esa región; mientras en Chubut los campos están desocupados”.

Para señalar otros costos a trabajar apuntó a la logística, el componente impositivo de los servicios; la conectividad, puertos, caminos. “Debería ser algo mucho más coordinado, ir por etapas y en un debate pleno porque así estaríamos seguros por donde avanzamos”, sentenció.

Nuevas reglas

El dirigente también habló sobre las nueva posibilidades que hay en el sector en una situación comercial normalizada. El productor tiene “un ramillete de opciones” para hacer distintos cultivos, mientras en el kirchnerismo sólo se podía hacer soja. “Los productores lo deben hacer” -enfatizó- para diversificar el riesgo y darle sustentabilidad a la producción.

En tal sentido, y tras relacionar las inundaciones en el oeste santafesino con el monocultivo (“se abusó del cultivo de soja, que consume sólo 500mm por año cuando llueven 1000, eso hizo que las napas suban”), consideró posible volver a pasturas y sistemas mixtos que “da estabilidad al sistema”. Sin embargo “tiene que haber políticas que lo estimulen; están dadas las condiciones para hacerlo”. Ahí marcó una deuda: “falta desde Nación el hilo conductor y la directriz; debería estar la luz del INTA y Agroindustria para orientar la producción”.

Sobre la posibilidad de un ordenamiento territorial (determinar qué tipo de producción es viable según el ambiente) opinó que “es un tema complicado”, porque “está mal legislado”. Mencionó la situación en la zona semiárida de monte de La Pampa, donde se quemaron 1.5 millones de hectáreas “zona roja, donde no se puede entrar nada”. Ahí, dijo, el monte corre el riesgo de que un rayo inicie un incendio como el que devastó la región, mientras el pastoreo funciona “de moderador y lleva a un equilibrio del sistema”.

Si bien consideró que “debiera haber un plan que lleve algún tipo de compromiso del productor”, aclaró: “eso de las prohibiciones a mi me parece que no debe ser; sí se debieran promover rotaciones”.

Cuatro cadenas agrícolas

Un año sin retenciones

4_FOTONOTICIA_P1320306.jpg

Las 4 cadenas de valor que engloban a los cultivos más predominantes del agro (soja, maíz, girasol y trigo) realizaron una conferencia de prensa en el inicio de Expoagro 2017, donde destacaron los cambios positivos que se produjeron a más de un año de la quita de retenciones. Entre ellos, mejor utilización de insumos, mayor implementación de fertilización y tecnología aplicada, incremento del área sembrada y de rendimientos por hectárea. Participaron los cuatro presidentes: Luis Arias (Asagir), Aníbal Ivancich (Maizar), David Hughes (Argentrigo) y Rodolfo Rossi (Acsoja). Foto: Juan Manuel Fernández

LO IMPORTANTE

Seguro multirriesgo

Tras quejarse por la obsoleta Ley de emergencia, que apenas dispone $500 millones para atender las catástrofes que el clima viene generando en varias regiones productivas, anticipó: “desde la Comisión de Enlace estamos poniendo nuestros técnicos y haciendo reuniones con las principales aseguradoras del país para diagramar un seguro multirriesgo que devuelva el capital de trabajo”, ya que hoy se asegura el costo del cultivo, pero el clima se lleva alambrados, tranqueras, mangas, puestos. “Tiene que ser integral, que esté cubierta la estabilidad de la producción”

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Litoral

Publicidad