12 de marzo de 2017 21:15 PM
Imprimir

¿Sabes cuál es la densidad óptima para la siembra de maíz?

La densidad óptima en el caso del maíz aseguran desde LG Semillas es la menor densidad que posibilita maximizar el rendimiento en grano y dependerá del ambiente donde el cultivo se desarrolle, por lo tanto es muy importante tener en cuenta el potencial de cada parcela y el comportamiento del híbrido en el momento de […]

La densidad óptima en el caso del maíz aseguran desde LG Semillas es la menor densidad que posibilita maximizar el rendimiento en grano y dependerá del ambiente donde el cultivo se desarrolle, por lo tanto es muy importante tener en cuenta el potencial de cada parcela y el comportamiento del híbrido en el momento de elegir una correcta densidad de siembra.

Densidad de siembra óptima: apuntes-tecnicos-la-densidad-optima.pdf

 

¿Cual es la densidad óptima de los híbridos de maíz?

La formación del rendimiento tiene lugar a lo largo de todo el período de crecimiento y desarrollo, con la influencia de los factores ambientales.

La siguiente fórmula resume el rendimiento del grano y sus componentes:

En condiciones no limitantes de agua y nutrientes, la mayor captura de radiación permitirá un mayor rendimiento potencial. Una de las formas para aumentar la captura de radiación es por medio del aumento en la densidad de plantas por hectárea, pero ese incremento no es indefinido y va a estar condicionado principalmente por los recursos ambientales disponibles.

El rendimiento del maíz presenta una óptima respuesta a la densidad: crece hasta un máximo (80.000-100.000 plantas/ha), densidad óptima, y disminuye con mayores densidades (>110.000 plantas/ha).

 

Qué ocurre cuando aumentamos la densidad
  • Aumenta la altura de la planta y la inserción de la mazorca.
  • Aumenta el número de plantas estériles (sin mazorca).
  •  Disminuye el tamaño de la mazorca: menor número de filas y de granos por fila.
  • Peor llenado de la mazorca.
  • Se reduce el peso de los granos.
  • Se reduce el grosor de los tallos, aumentando la sensibilidad al encamado y a la fusariosis.
  • Se acelera la senescencia foliar (se inicia antes la muerte de las hojas).

La densidad óptima es la menor densidad que posibilita maximizar el rendimiento en grano y dependerá del ambiente donde el cultivo se desarrolle, por lo tanto es muy importante tener en cuenta el potencial de cada parcela y el comportamiento del híbrido en el momento de elegir una correcta densidad de siembra.

En ambientes o situaciones de baja productividad, así como cuando se retrasa la fecha de siembra, deberemos ser cautos a la hora de decidir la población de plantas, dado que un exceso de las mismas puede provocar pérdidas de rendimiento por aborto de granos y/o mazorcas.

s

densidad-rendimiento

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad