14 de marzo de 2017 00:48 AM
Imprimir

“En la ganadería paraguaya dimos dos pasos hacia atrás para saltar bien hacia adelante”

El coordinador de Estancias de Ganadera Kenca Klei SA dijo que producen con un gasoil a US$ 0,85

¿Qué actividad desarrolla en Paraguay y cuál es el motivo de su presencia en Uruguay?
Soy el encargado de Ganadera Kenca Klei SA, que posee dos estancias en Neuland, en el departamento Boqueron. Manejamos 13.500 cabezas vacunas. Uno de los establecimientos se llama Estancia Kenca Clei, donde se hace la cría y recría, y el otro Estancia Montes y Pasturas, para la recría y engorde. Vinimos al 10° Encuentro Mary invitados por esta empresa uruguaya desde la cual importamos tecnología para alimentar a nuestros rodeos.

¿Cuál es la característica de ese rodeo bovino?
Es todo híbrido. Las razas de base son Brahman y Brangus y sale un híbrido bien adaptado.

¿Y qué destino tiene lo que se producen?
El 100% es para la industria frigorífica. De acuerdo a los precios y a los rendimientos que estemos logrando decidimos a qué frigorífico remitimos, no nos casamos con nadie, nos manejamos con tres o cuatro distintos.

¿Cuál es la característica de los animales terminados?
Siempre tienen entre 24 y 32 o 34 meses. Depende de la situación, del momento, pero nunca vendemos con menos de 440 kilos. Para los novillos el promedio es 480 a 490 kilos y para las hembras 460 kilos, animales bien terminados, híbridos bien cargados, con buena cobertura.

¿Qué rendimientos logran?
Sin destare, porque mucha gente hace un destare del 4%, estamos logrando un rendimiento directo de alrededor del 52%. Para sacar esa cuenta hacemos peso de báscula en estancia versus kilos de carne sacado en frigorífico.

¿Qué precio están logrando?
Los últimos que recibimos –a fin de febrero– fueron US$ 3,25 por kilo de carne en el gancho.

¿Qué destino tiene la carne?
Toda la carne que se produce con nuestro ganado es para la Cuota Hilton, todo para Europa. Hay alguna vaca de descarte de cría que queda para el consumo interno, pero es muy poco.

¿Venden reproductores?
Sí, tenemos venta de toros, no muchos, unos 30 o 40 por zafra.

¿Qué origen tiene la genética que están utilizando?
Los últimos toros que compramos son de la colonia Neuland, toros puros registrados, de pedigrí. Anteriormente compramos Brahman de Ganadera 63 SA, de don Carlos Pereira, que tiene muy buena genética. Las vaquillonas de reposición entran todas a inseminación y compramos semen de Brahman y Brangus en Argentina y Uruguay.

¿Cómo manejan el rodeo?
El manejo de los animales es 100% propio, tenemos 40 empleados en las estancias. Sí tercerizamos los trabajos de infraestructura, como alambrados y la limpieza de los campos, pero el ganado lo manejamos nosotros.

¿Con qué lo alimentan?
Están 100% a pasto, es lo normal casi todo el año. En la recría destetamos los animales y entran a corralones donde les damos heno con mezcla de balanceado que consigamos de acuerdo a los precios de los granos, en una dieta básica. Suplementamos para liberar la pastura en el invierno sin esperar mucha ganancia, pero sí que estén ganando y que los animales exploten en la primavera y el verano para venderlos antes del siguiente invierno.

¿Por qué Brahman y Brangus?
Son muy nobles, funcionan muy bien en esa zona. El Brahman es muy adaptado, muy resistente al calor, soporta ese estrés del clima arisco. El Brangus tiene una calidad de carne excelente y no es una raza frágil, incluso los animales puros que tenemos sufren un poco, pero aguantan bien la adversidad del calor.

Dijo antes que han adquirido maquinaria en Uruguay…
Tenemos mixers de la empresa Mary, los conocimos en la Expo Trébol en el Chaco paraguayo y nos llamó la atención lo robustos que son, tienen doble fondo y piezas de excelente material, máquinas sencillas de operar y también nos decidió el servicio de posventa. No estamos para nada arrepentidos.

¿Cómo aprecia, en general, a la ganadería en Paraguay?
Hay un rodeo de 15 a 16 millones de cabezas. Por decirlo de algún modo, en la ganadería paraguaya dimos dos pasos hacia atrás para saltar bien hacia adelante. Se han ganado mercados, en cantidad y en calidad. Más que nada se movió el sector privado, la Asociación Rural del Paraguay impulsó mucho. En el gobierno falta crear un instituto como el INAC que tiene Uruguay, falta que el Estado se ponga las pilas, que invierta y que acompañe más al sector privado. Pero vamos bien, mejor que antes.

¿Qué puede decir sobre costos tributarios, del combustible, de la energía eléctrica?
En ese sentido el Estado ayuda, es flexible, estamos bien en lo que es la carga tributaria, que no es pesada en comparación con otros países. El gasoil común que usamos en el campo cuesta US$ 0,85 por litro. En la energía eléctrica hay un costo diferencial menor para zonas rurales. Lo que falta es mejorar mucho en las carreteras, en la infraestructura para mover la producción.

Y en lo sanitario, ¿cómo están?
Mucho mejor, está controlado el tema fiebre aftosa después del golpe de 2011, vacunamos dos veces en el año a toda la hacienda y un tercer período de vacunación a la hacienda menor de 24 meses. En el resto de las enfermedades está todo bien controlado, apostamos mucho a la prevención contra rabia, clostridium, carbunclo y brucelosis, por ejemplo.

¿Cómo identifican al ganado?
Al nacimiento se le hace una señal en la oreja y desde el destete se marca con fuego en el cuero. En nuestro establecimiento estamos implementando la trazabilidad, por iniciativa nuestra, con caravana electrónica, pero eso no pasa a nivel país, como lo tiene Uruguay como una exigencia estratégica.

 

La ficha del entrevistado

Edad
Nació el 31 de enero de 1988 en Asunción, Paraguay
Familia
Casado, con Carolina Duarte; no tienen hijos
Cargo
Encargado de las estancias de Ganadera Kenca Klei SA
Profesión
Ingeniero agrónomo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agrotemario

Publicidad