14 de marzo de 2017 13:12 PM
Imprimir

La amargura del productor de arándano

Crisis en un sector destacado por Macri como brote verde

El arándano es una fruta pequeña y dulce que se consume en Estados Unidos y Europa. El presidente Mauricio Macri aseguró en la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso que la exportación de este producto había tenido un fuerte repunte en 2016 por las políticas de incentivo para los productores regionales, como la quita de retenciones y el sinceramiento del dólar. Un informe del Centro de Economía Política (CEPA) desmintió las declaraciones del Gobierno y afirmó que los empresarios de arándanos atraviesan una fuerte crisis sectorial. En algunos casos, los productores están abandonando la fruta en el campo para evitar los costos de la recolección.

“En el inicio de sesiones del Congreso Macri anunció una suba de las exportaciones de arándanos del 58 por ciento en 2016. Pero los datos oficiales del Indec y del Senasa indican que los despachos crecieron al 15 por ciento”, remarcó el informe. Agregó que “los datos presentados encubren además la situación crítica que atraviesa al inicio de este año el sector. Hubo un derrumbe de los precios por la entrada del arándano peruano al mercado de exportación y los productores están dejando que el arándano se pudra en el campo porque el precio ya no llega a cubrir los costos”. Desde octubre las exportaciones anotaron un retroceso del 30 por ciento.

Los principales productores de la fruta a nivel internacional son Estados Unidos, con el 56 por ciento del mercado en 2015, en una lista en la que siguen Chile (21 por ciento), Canadá (12 por ciento) y en el cuarto puesto, la Argentina (3 por ciento). En el país se empezó a cultivar arándanos hace diez años y la tierra empleada para éste negocio pasó de 400 a 2600 hectáreas. En 2014 se alcanzó una exportación de 110 millones de dólares, mientras que en 2015 bajó a 103 millones y en 2016 anotó un pico de 124. Al medirse en cantidades, los despachos sumaron 16,9 mil toneladas el año pasado, contra las 14,7 mil de 2015, es decir un alza del 15 por ciento.

“En los últimos meses Perú empezó a competir en el negocio del arándano y consiguió desplazar a la Argentina en la lista de mayores comercializadores, al pasar de ser un productor marginal a computar más de 28 mil toneladas recolectadas”, indicó CEPA. Perú posee una amplia ventaja en costos respecto del mercado argentino. “Producir en Perú sale 40 centavos de dólar por kilo y en la Argentina 2 dólares”, cerró.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Pagina 12

Publicidad