15 de marzo de 2017 00:01 AM
Imprimir

Crean granja de caracoles en Jocotitlán, Edomex

La Comisión Nacional Forestal apoya a ejidatarios de origen mazahua para la cría del caracol en Santiago Yeche, una comunidad del municipio de Jocotitlán, ubicada en el norte del Estado de México. Jovita Gómez, productora de caracol, explicó que las principales características que brinda la baba de caracol son la elastina y el colágeno, sustancias […]

La Comisión Nacional Forestal apoya a ejidatarios de origen mazahua para la cría del caracol en Santiago Yeche, una comunidad del municipio de Jocotitlán, ubicada en el norte del Estado de México.

Jovita Gómez, productora de caracol, explicó que las principales características que brinda la baba de caracol son la elastina y el colágeno, sustancias que requerimos para la regeneración de la piel.

Este molusco, abundante en jardines y cultivos, hasta hace poco tiempo fue considerado como plaga; tras ocho semanas de capacitación en técnicas de crecimiento, producción y comercialización de caracol, los miembros de la Asociación de Productores Forestales del norte del estado iniciaron el proyecto productivo de helicicultura.

Ejidatarios crían caracoles para extraerles la baba; la granja se ubica en Jocotitlán, Estado de México (gob.mx/conafor/prensa)
Ejidatarios crían caracoles para extraerles la baba; la granja se ubica en Jocotitlán, Estado de México.

Este proyecto contempla un invernadero que permite acelerar la reproducción del molusco.

El técnico Ángel Luciano Maya dijo que los caracoles son hermafroditas, sólo necesitan estar en contacto con otro caracol para poder fecundar; cada ejemplar llega a sembrar alrededor de 100 huevecillos.

Estudios científicos señalan que la baba de caracol puede ser usada en tratamientos de belleza, para desvanecer cicatrices, manchas y marcas provocadas por el acné.

Jovita Gómez relató que los caracoles son lavados para poderles extraer la baba; de 300 caracoles se obtiene un litro de la sustancia.

 

Ejidatarios crían caracoles para extraerles la baba; la granja se ubica en Jocotitlán, Estado de México (gob.mx/conafor/prensa)
Ejidatarios crían caracoles para extraerles la baba; la granja se ubica en Jocotitlán, Estado de México.

Ejidatarios crían caracoles para extraerles la baba; la granja se ubica en Jocotitlán, Estado de México (gob.mx/conafor/prensa)

El litro de baba de caracol se vende hasta en 800 pesos. Además, el caracol también es comestible y es usado en la preparación de diversos platillos, un kilo puede llegar a costar hasta 150 pesos.

Ángel Luciano Maya agregó que el caracol se utilizará para producir diferentes tipos de alimentos, con la baba se producirá un exfoliante de piel”

Es una actividad sustentable y de desarrollo económico para 30 familias de los municipios de Jocotitlán, Jiquipilco y Acambay, que accedieron a recursos del Programa Nacional Forestal a través de proyectos de alcance regional.

Con información de Rosa María Olguín

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: televisa.com

Publicidad