15 de marzo de 2017 11:13 AM
Imprimir

Buenas prácticas porcinas

Mejoran los índices productivos de 4 mil granjas.

Los pequeños y medianos productores de cerdos en nuestro país poseen necesidades crecientes de capacitación e información actualizada para tomar mejores decisiones y elevar los resultados productivos de sus granjas. En función de esta realidad, el Centro de Información de Actividades Porcinas (CIAP), integrado por la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) y 8 universidades de nuestro país y del exterior vinculadas al sector, generó un conjunto de herramientas digitales libres y gratuitas que ya son usadas por más de 4000 productores.

“El CIAP vincula digitalmente y le brinda apoyo y actividades de capacitación al segmento de los pequeños y medianos productores porcinos de la región. Para dar una idea aproximada, con 10-15 madres se trata de productores pequeños, y con 100-300 madres ya estamos hablando de productores medianos. El CIAP acompaña fuertemente a las granjas del primer rango de establecimientos. Entre otras actividades, lleva adelante capacitaciones, responde consultas y brinda información del sector. Hoy en día estamos llegando a más de 4000 usuarios. Todos ellos usan de forma periódica nuestro sistema informático”, afirmó Rodrigo Etchemendy Ratto, docente de la cátedra de Porcinotecnia de la FAUBA e integrante del Comité Ejecutivo del Centro.

 

Una alternativa potente y gratuita

Etchemendy Ratto comentó que aprovechando el potencial de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), el CIAP desarrolló 3 tipos de herramientas gratuitas. “La primera es el SAP (seguimiento de actividades porcinas). El productor puede cargar sus datos productivos y reproductivos, y otros como precios de venta y de insumos. Con estos datos, la aplicación lo ayuda a evaluar diariamente cómo marcha su granja en cuanto al calendario de fechas probables de partos, a los destetes, al seguimiento y control de los celos, etc. También lo ayuda en gestiones comerciales, costos y resultados económicos mensuales”.

“La segunda herramienta es el CPPS (costo de actividad porcina simulación), que permite simular y evaluar el desempeño económico de granjas porcinas a partir de unos pocos datos. Entre otros resultados, se puede simular el beneficio económico, el capital invertido, la rentabilidad y los costos de producción. Además, los usuarios disponen de servicios de asistencia técnica y capacitación”, explicó Rodrigo, y aclaró que: “El CPPS y el SAP funcionan online, en la nube. Sin embargo, también se pueden descargar a la PC para trabajar offline. En este caso, los datos que el productor va cargando sin conexión suben automáticamente a la nube no bien se conecta a Internet”.

“La última de las herramientas es el SIPU. Se trata de un sistema de información pública que brinda información de capacitaciones, encuentros, noticias y precios que publican diferentes organizaciones y organismos públicos”, dijo Etchemendy.

 

El CIAP, un proyecto multilateral

Rodrigo señaló que el proyecto del CIAP tiene, desde sus orígenes, un objetivo de cooperación institucional. “Además de la FAUBA y el INTA, actualmente lo integran las universidades nacionales de Río Cuarto, Rosario, Córdoba, La Pampa, Río Negro y Lomas de Zamora, la Facultad de Veterinaria de la UBA y la Universidad Católica de Córdoba. Por otra parte, también coopera con nosotros la Universidad de la República del Uruguay y es probable que pronto se sumen instituciones de Perú y de México. Ciertamente, el proyecto ya tomó una dimensión importante”.

“Al haber tantos actores en el CIAP, y al estar geográficamente tan lejos unos de otros, nos resulta casi imposible vernos en persona en las reuniones mensuales de comité ejecutivo. Por eso nos manejamos de forma virtual por videoconferencias. Sin embargo, a fines de octubre 2016, la mayoría de las universidades e instituciones del Centro pudimos asistir personalmente al VIII Encuentro del CIAP. Hubo capacitaciones, se convocó a alumnos, se discutieron diversas metas para el proyecto y, entre todos, pensamos las mejoras que requiere la interfaz de la herramienta”, dijo el docente.

 

Porcinotecnia en la nube

No resulta difícil imaginar que en un futuro cercano las redes digitales vincularán por igual a dispositivos, personas… y a cerdos. Por eso, Etchemendy Ratto adelantó las diferentes líneas de investigación del CIAP, basadas en aprovechar las ventajas de las TIC. “Desde la FAUBA, y en el marco del convenio que nos une con la Universidad de Río Cuarto, estamos construyendo una ‘demo’ de nuestra herramienta; esperamos tenerla lista durante el primer semestre. Consiste en un análisis de caso de un productor real, una granja de Córdoba que nos cede gentilmente los datos de sus actividades diarias. La idea es usar la demo con dos objetivos: capacitar a productores y dar clases en los cursos de grado de Porcinotecnia. Por supuesto, aspiramos a que también las otras instituciones del CIAP adopten la demo”. (Prensa FAUBA)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad