15 de marzo de 2017 12:17 PM
Imprimir

Rotterdam: cómo es la puerta de entrada de los alimentos argentinos a Europa

Los números y características del puerto más grande de Europa y que concentra la mayor parte del comercio exterior de todo el mundo con el Viejo Continente.

Son 40 kilómetros, los que separan a la costa del mar con Rotterdam, con un buque y un centro de carga y descarga de mercadería uno pegado al otro: realmente impresiona el tamaño del puerto de esa ciudad holandesa, que es el noveno más grande del mundo y principal puerta de entrada de los productos de todo el planeta, entre ellos los argentinos, a Europa.

En el marco de una gira de prensa organizada por la embajada de los Países Bajos y a la que fue invitado Agrovoz, como previa a la visita que realizará el presidente Mauricio Macri los días 27 y 28 de marzo, una de las actividades programadas fue un viaje en yate por el puerto de Rotterdam.

Las autoridades de la compañía que lo administra y que pertenece en un 70 por ciento a la ciudad de Rotterdam y un 30 por ciento al Estado nacional, aunque funciona como una empresa privada ya que no recibe subsidios si no que debe autofinanciarse, explicaron las características de este enorme parque logístico.

 

 

Algunos números

461 millones de toneladas son las que se movilizan, por año, en este puerto. La cifra equivale a unas cuatro cosechas anuales en Argentina.

29 mil barcos marítimos ingresan al canal donde se concentran las áreas de carga y descarga cada año. Además, navegan también pequeñas barcazas y embarcaciones privadas.

660 millones de euros fueron los ingresos totales del ejercicio 2016: un tercio de eso; es decir, más de 200 millones, fueron ganancia.

 

 

175 mil personas trabajan de manera directa o indirecta.

4 mil son las empresas que operan en todo el complejo logístico.

48 por ciento de la mercadería que ingresa es “productos líquidos”, que incluye fundamentalmente petróleo y químicos. Le siguen en importancia los containers (28%), los productos secos (18%) y los que no se contenerizan (6%).

400 metros miden los buques más largos que entran a la zona, y que tienen un calado de alredor de 16 metros abajo del agua.

300 mil toneladas pueden transportar los barcos petroleros, que no son los más extensos (360 metros como máximo) pero sí los más pesados y profundos: necesitan un dragado superior a 25 metros para poder navegar.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: AgroVoz

Publicidad