23 de marzo de 2017 20:18 PM
Imprimir

Cerró el Frigorífico General Acha

Había dejado de faenar en enero pero recién a principios de marzo se reconoció el cierre efectivo. 124 trabajadores quedaron desempleados y aún esperan el pago de las indemnizaciones prometidas. La intendenta de la localidad busca la radicación de otro emprendimiento para compensar la pérdida de fuentes de trabajo. El pasado 8 de marzo se […]
Había dejado de faenar en enero pero recién a principios de marzo se reconoció el cierre efectivo. 124 trabajadores quedaron desempleados y aún esperan el pago de las indemnizaciones prometidas. La intendenta de la localidad busca la radicación de otro emprendimiento para compensar la pérdida de fuentes de trabajo.

El pasado 8 de marzo se confirmó formalmente el cierre del Frigorífico General Acha, lo que implica el cierre de la fuente de trabajo de 124 empleados e indudablemente va a generar un fuerte impacto en el empleo de la ciudad homónima de algo más de 12 mil habitantes, que es la cabecera del departamento Utracán, en la provincia de La Pampa.

El frigorífico había dejado de faenar y cerrado de hecho sus puertas el 19 de enero, pero hasta principios de marzo se hablaba de negociaciones en curso para una posible reapertura. La amenaza de cierre estaba planteada claramente desde fines del año pasado. Los dueños del frigorífico habían reconocido una importante crisis financiera y, argumentando una caída de faena del 50%, habían solicitado al Banco de La Pampa un crédito de 25 millones de pesos, obteniendo 15 que le fueron acreditados a inicios de enero de este año. A fines de 2016 también los frigoríficos de Trenel y de General Pico habían presentado procedimientos preventivos de crisis.

María Julia Arrarás, intendenta de General Acha, manifestó su “gran preocupación” por la pérdida de estos 124 empleos y afirmó que se encuentra buscando la radicación de otro emprendimiento en la localidad para compensar la pérdida de fuentes de trabajo. En una entrevista radial, la intendenta sostuvo que “más allá de las indemnizaciones, va a continuar estando el reclamo social y el problema social”. Y concluyó: “Lo único que tenemos en General Acha es Durlock, y está el trabajo rural que es muy poco lo que genera, antes estaba la familia en el campo, pero ahora se ha reducido mucho”.

La referencia de Arrás al pago de las indemnizaciones tiene que ver con que si bien el 8 de marzo se había acordado el envío de los telegramas de despido y el pago de las indemnizaciones correspondientes en una reunión que contó con la presencia de Osvaldo Alonso, uno de los dueños de la empresa, representantes del Sindicato de la Carne y delegados del frigorífico, lo cierto es que hasta el día de ayer los telegramas seguían sin llegar.

Los cesanteados confirmaron que el lunes 13 de marzo cobraron el sueldo de febrero junto con un subsidio de 5 mil pesos del gobierno provincial, pero se les efectuaron descuentos por presentismo y por una suma de 4 mil pesos por carne entregada como parte de pago, que supuestamente se encontraba contemplada en el acuerdo de indemnización.

La crisis del sector frigorífico en la provincia de La Pampa se ha visto agravada por la persistencia de la barrera sanitaria que prohíbe el ingreso de carne pampeana con hueso a las provincias patagónicas. La continuidad de la barrera sanitaria se justifica teóricamente como forma de prevenir el contagio de aftosa, pero lo cierto es que hace por lo menos 20 años que no se produce un brote en la región. Ricardo Maresca, Director de Sanidad Animal del SENASA, reconoció que “no existe el virus actualmente y además hay reconocimientos internacionales de zona libre de vacunación”, pero sostuvo la posición del gobierno de no hacer excepciones para la carne con hueso pampeana porque “podría afectar la comercialización internacional y el desarrollo de algunos casos puntuales”.
José Brillo, ministro de Producción y Turismo de Neuquén José Brillo, también se manifestó en contra del levantamiento de la barrera sanitaria: “No queremos modificar el statu quo por dos años porque queremos consolidar nuestra región como intangible y exportadora, en calidad y precio hacia el mundo”.

Fuente: El Enfiteuta

Publicidad