24 de marzo de 2017 08:42 AM
Imprimir

Presentaron un kit para pulverizar desde un helicóptero

Las innovaciones son moneda corriente en el sector agropecuario durante los últimos tiempos y en Expoagro 2017 no faltó la oportunidad para los visitantes de poder recorrer algunas de las tantas iniciativas que existen en una actividad cada vez más dinámica. Una de las atracciones de la feria fue el kit de aplicación aéreo de […]

Las innovaciones son moneda corriente en el sector agropecuario durante los últimos tiempos y en Expoagro 2017 no faltó la oportunidad para los visitantes de poder recorrer algunas de las tantas iniciativas que existen en una actividad cada vez más dinámica.

Una de las atracciones de la feria fue el kit de aplicación aéreo de productos fitosanitarios para helicópteros. Fue presentado por Cicaré, una empresa oriunda de la localidad bonaerense de Saladillo, que se especializa en el desarrollo y producción de helicópteros livianos desde hace más de 50 años.

Este innovación pesa entre 8 a 10 kilos y fue fabricado entre aluminio y acero inoxidable. Este kit de aplicación cuenta con 10 picos y un tanque de 80 litros de capacidad.

“Con el ancho de labor y la velocidad de vuelo, el aeroaplicador puede trabajar entre 25 y 30 hectáreas por hora. El recambio de productos se debe hacer entre 35 a 40 minutos”, detalló Juan Manuel Cicaré, asesor agrícola de la empresa.

Este producto fue desarrollado para el modelo Cicaré 7, un helicóptero monoplaza de 100 caballos de fuerza que fue diseñado por la misma empresa.

“Hay ventajas y desventajas en el uso de este modelo en relación al avión. Lo que tiene que quedar claro es que es complementario al avión, no es una competencia”, apuntó Juan Manuel, quien es hijo del reconocido Augusto “pirincho” Cicaré, el fundador de la empresa.

En este sentido, destacó que el helicóptero puede ser muy útil en los lugares en donde el avión se le puede complicar a pulverizar, sobre todo en lotes de menor tamaño o que posean algún obstáculo.

“La gran ventaja de este kit es el down wash (efecto de lavado descendente) que permite introducir cada gota pulverizada en el cultivo, por lo que se puede aplicar en lotes que estén en estado fenológico avanzado. Por ejemplo, para una soja que esté en R4, se puede aplicar para controlar enfermedades o plagas sin probelmas”, especificó el especialista quien agregó que además se pueden hacer aplicaciones de herbicidas con su correspondiente uso.

Por otro lado, a contrapartida de la poca capacidad operativa que tiene el helicóptero en relación a un avión, donde en este último se puede cargar desde 500 a 2.000 litros, Cicaré explicó que el helicóptero se puede recargar en la cabecera del lote y así, en poco tiempo, la máquina está de vuelta pulverizando.

“La idea es, dependiendo del interés, es dar más soluciones perfeccionadas y económicas”, consideró.

En este caso, según Juan Manuel, desde la empresa podrían modificar los materiales de fabricación, es decir, reemplazar el aluminio por la fibra de vidrio. Y a su vez, también apuntan tener el tanque a una capacidad mayor si se utilizan en los modelos de Cicaré 8 y 12 (130 y 180 caballos de fuerza, respectivamente) para tener una carga de 150 a 180 litro, explicó.

Este kit de aplicación es el primer prototipo fabricado por la empresa.

Por último, la familia Cicaré vivió con orgullo su primera participación la mayor feria a cielo abierto del campo. “Es una gran satisfacción poder estar por primera vez en Expoagro. Nos queríamos dar a conocer en el sector agropecuario y presentar esta tecnología, que tuvo un gran interés por parte de los productores”, sostuvo Juan Manuel Cicaré.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Clarin

Publicidad