28 de marzo de 2017 09:28 AM
Imprimir

Maggi destaca que los análisis hechos en Brasil por ahora descartan problemas para la salud humana en la carne analizada

Dentro de la Operación Carne Fraca.

Blairo Maggi, ministro de Agricultura de Brasil, ha protagonizado una rueda de prensa en la que ha informado sobre la evolución de las investigaciones realizadas por su departamento tras el estallido de la Operación Carne Fraca. Según el ministro, las irregularidades encontradas hasta ahora no suponen riesgo para la salud humana. Así, hay 12 informes en marcha y muestran fraude económico ante una mayor cantidad de agua de la permitida en la carne de pollo o la presencia de más almidón del permitido pero según el ministro, “de las muestras analizadas, no hay ninguna anomalía que pueda dañar la salud”.

El Ministerio tiene trabajando en estos análisis a 250 inspectores en los 21 establecimientos que están siendo investigados. Se han analizado registros de control de fabricación, materias primas y se ha interrogado a los empleados, además de evaluar las condiciones de higiene en que se elaboran los productos. Se ha descubierto que una de las firmas dedicadas a la elaboración de productos para alimentación animal, pet food, estaba utilizando subproductos con fechas caducadas.

Además de las suspensión de las actividades en los mataderos de Brf en Minerios (Goiás), Peccin AGro Industrial en Curitiba (Paraná) y Jaraguá do Sul (Santa Catarina), se han prohibido también las actividades en otros tres centros: Souza Ramos, en Colombo (Paraná), SSPMA en Butterwick (Paraná) y la fábricas de harinas de carne Castro en Castro (Paraná).

La recolección de pruebas ha ido también a la producción local en los que se han tomado 174 muestras de productos elaborados por las empresas en 22 estados brasileños.

Para el ministro brasileño, es fundamental restaurar la confianza del consumidor brasileño pero también de los importadores “que ya han recibido toda la infomación solicitada”. Según el ministro, las empresas investigadas no tenían licencia para exportar lo que ofrece más seguridad a los importadores.

“Nuestra imagen ha sido atacada y no podemos olvidar que los competidores quieren que se abran mercados para ellos”, ha apuntado Maggi.

Técnicos del ministerio brasileño han mantenido un encuentro con autoridades de Hong Kong, uno de los principales mercados para la carne brasileña para dar explicaciones y además los 27 superintendentes regionales se han reunido para mantenerse alertas a la investigación en curso.

Por otro lado, está prevista una reunión entre el ministro brasileño y el comisario de Salud y Seguridad Alimentaria de la UE, Vytenis Andriukaitis. La reunión estaba ya prevista de antemano a la operación Carne Fraca pero, según Maggi, es una oportunidad para aclarar las posibles dudas: “es un momento que se debe utilizar”, ha asegurado.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Eurocarne

Publicidad